Vasitos de Ajoblanco con gelatina de Pedro Ximenez

17.6.12





Vacaciones!!!! Esa maravillosa palabra que todos asociamos al descanso a la playita o al campo totalmente relajados, verdad???. Pues no, os lo aseguro miedo me da pensar en ellas, sobre todo porque la palabra vacaciones esta proporcionalmente asociada al final de curso.

Sí... he de deciros que una ya esta cansada de tantos horarios fijos, levantarlos pronto, recogerlos, que si las actividades extraescolares. En fin que os voy a contar a los que tenéis hijos que ya no sepáis. Mirándolo  desde ese punto de vista bien, porque una va mas desahogada. Pero que me decís de tener a los niños todo el día durante mas de dos meses sin cole.



Las dos primeras semanas lo coges con ganas, pero la cosa empieza a torcerse cuando todos tus recursos se te acaban. Hasta que no nos vamos a la playa hay una cierta tensión en casa y aquí con el calor que hace, eso de salir a la calle antes de las 10 en imposible, así que o todo el día en la pisci o jugando con la consola. Siempre hay un tiempo dedicada al famoso libro de vacaciones Santillana, después de correr tras ellos chancla en mano para que se sienten un ratito a hacer tareas.

Tengo aun una semana para planificarme y marcar con ellos unas normas, empezaremos con cartulinas en el frigo de esas que se ven en todas las pelis y que al final de lo que sirven es de mera decoración porque no me digáis que no quedan monas. Y el final me lo imagino. Toda una aventura por delante que ya os iré contando "Andanzas de una madre en apuros". Que paséis un final de curso estupendo y hablamos en unas semanas.



Ahora que el calorcito aprieta nada mas rico que un delicioso entrante fresquito. Esta receta queda genial como sopa fria y con el contraste del PX esta delicioso.







  • Ingredientes:

  • Para el Ajoblanco:

  • 250 de almendra Marcona cruda
  • 2 dientes de ajo
  • 150 de miga de pan 
  • 30 de vinagre
  • 100 de Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Uvas
  • 1 litro de agua fría
  • Sal

  • Para la gelatina
  • 200 de Pedro Ximenez
  • 3 hojas de gelatina
  • Agua

Elaboración Tradicional

Pondremos la gelatina en agua para que se vaya hidratando. Calentaremos el vino sin que llegue a hervir, incorporaremos las hojas de gelatina muy bien escurridas. Disolveremos con ayuda de unas varillas y rellenaremos el fondo de cada vasito. Meteremos en el frigorífico y dejaremos enfriar hasta que solidifique.
Para el ajoblanco, lo primero que haremos será poner el pan en remojo, escurriremos y  pondremos junto con todos los ingredientes en un recipiente y trituraremos con ayuda de una batidora o similar, haremos una crema y colaremos. Lo reservaremos en el frigo para que se enfríe. Aunque si lo hacemos para tomar seguidamente añadiendo el agua muy fría y sera suficiente.
Una vez cuajada la gelatina pondremos el ajoblanco sobre ella en cada vasito y lo acompañaremos con uvas, que podemos trocear y añadirlas o bien presentarlas aparte para que cada uno se sirva a gusto.
El Ajoblanco lo podremos acompañar también de manzanas y pasas de corinto, a mi me encanta con uvas y como vi estas tan estupendas en el super no dude en acompañarlas con ellas.

Elaboración Thermomix

Pondremos en el vaso las almendras, los ajos y la sal, programamos 30 segundos, velocidad 5. Añadiremos la miga de pan escurrida y trituraremos 20 segundos, velocidad 7.
Añadiremos el aceite, vinagre y agua y mezclaremos 1 minuto velocidad 5-10. Reservaremos en el frigo.
Hidrataremos las hojas de gelatina en un bol con agua fría. Añadiremos el PX en el vaso y programaremos 90º, 1 minuto y medio, velocidad 1. A continuación escurriremos bien la gelatina y se la incorporaremos al vino y mezclaremos 15 segundos, velocidad 4. Serviremos en los vasitos reservados para ellos  y pondremos en el frigo hasta que se cuaje.
Una vez cuajada la gelatina pondremos el ajoblanco sobre ella en cada vasito y lo acompañaremos con uvas, que podemos trocear y añadirlas o bien presentarlas aparte para que cada uno se sirva a gusto
El Ajoblanco lo podremos acompañar también de manzanas y pasas de corinto, a mi me encanta con uvas y como vi estas tan estupendas en el super no dude en acompañarlas con ellas.



Que paséis una semana maravillosa ♥

27 comentarios:

  1. Uff tú eres de las mias, jajaja.Tengo una amiga alemana que vive en España y nunca entiendo porq. los niños tienen tanto tiempo de vacaciones.

    Imagínate encima con una adolescente, todo el día inventando que ponerse y a donde ir. Miedo me da. Y después de esto. Decirte que tu receta me ha encantado, pero tus fotos más aún. Este blog es una pasada y debe ser de visita obligada. Bss y buen domingo.

    ResponderEliminar
  2. A mi tambien me da pánico, yo siempre lo he dicho, o a los niños le sobran vacaciones o a los padres le falta vacaciones pero eso de compaginar dos meses de vacaciones escolares con las escasas vacaciones que tienen los padres, que en nuestro caso, autónomos se reduce a una semana pues imagínate....

    ResponderEliminar
  3. Una delicia de receta, que disfrutes muchisimo tus vacaciones...y de todo lo que te rodea!

    Besotes.

    ResponderEliminar
  4. Ya estoy agotada solo de pensar en las vacaciones, creo que es la época del año que más nos movemos, de todas maneras disfruta de las vacaciones que sean lo más ligeras posibles y ricas, un besito

    ResponderEliminar
  5. La receta estupenda y las fotos una delicia. bss Acaramelada

    ResponderEliminar
  6. Que te relajes y disfrutes. Y la receta, muy curiosa. A probar. Besotes!

    ResponderEliminar
  7. Yo al trabajar fuera de casa no tengo más remedio que apuntarlo a esos esplais que los tienen entretenidos durante unas horas hasta que tu llegas agotada del calor y de trabajar y solo durante un par de semanitas, porque yo no se por Andalucia pero aqui en Barcelona, el tema esplais es un riñon y parte del otro... En fin, no hay otro remedio.
    Que recetón más sabroso y fresquito debe ser. Mi marido está alucinando y la fotos, que te tengo que decir que no te haya dicho ya. Geniales, y esa pedazos de texturas que cada dia nos gustan más... Me encantan.

    ResponderEliminar
  8. Conocía la mezcla de ajoblanco con melón, manzana....siempre algo dulce...jamás se me hubiera ocurrido con PX!! Lo probaré!

    ResponderEliminar
  9. Hola Raquel.

    Mucha, mucha paciencia para estos meses que se avecinan.
    La receta es buenísima, bien fría y con esa mezcla de sabor y textura tiene que ser una delicia.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Hola Raquel, vaya vaya ajo blanco nos has traido todo un lujo.

    ResponderEliminar
  11. Hola Raquel. Lo dicho, ¡Vaya fotazas! Las uvas se salen de la pantalla. Me encantan. Yo todavía no he podido asimilar nada del curso de Jackie. Sigo en proceso de recuperación, pero enseguida me pondré con todo. Me ha hecho gracia lo de las vacaciones de los niños. Al menos tú parece que tienes dos, pero yo, cuando vuelvo del trabajo, me encuentro a mi hija, fresca como una lechuga, diciéndome ¿Hacemos algo, Mami? En verano parece que no tiene tanto desgaste y la que termina agotada soy yo. Bueno, no me enrollo mas. Que pases buena semana. BeZitos.

    ResponderEliminar
  12. Cada día me gusta más venir a visitarte, cuánto me queda aún para que mis fotos se vean así de bonitas ufff.
    Mi peque todavía va a la guarde y tiene todo el mes de julio, aquí el calor es insoportable, ya ves vivo en un pueblo de Sevilla, así que piscina, siesta, bici, parque y vuelta es lo que hay ja ja. El plato me lo apunto que se ve delicioso. Besos.

    ResponderEliminar
  13. Una receta que se antoja aperitosa como aperitivo.
    Una fotografia elegante y distinguida.
    Y animos para los siguientes meses!!!

    ResponderEliminar
  14. Me quedo totalmente enamorada de tus fotos y de tus platos....eres una artistaza Raquel!!!! Me encanta!!!! Yo no tengo niños, pero te puedo entender perfectamente...las cosas se complican un poco más, pero tú eres una mujer con muchos recursos, seguro que algo buscarás para entretenerlos. Mil kisses. Inmiki.

    ResponderEliminar
  15. Emtiendo perfectamente lo que dices, Raquel!!! A mí ya se me han olvidado esas larguíííísimas vacaciones escolares en las que uno tenía tiempo hasta de aburrirse... La receta, deliciosa. Las fotos, inigualables. Mil besos ;o))

    ResponderEliminar
  16. Deliciosa. Y las fotos espectaculares. A ver si en un mercadito de por la oficina venden PX y la hago.
    Besos,
    Vero

    ResponderEliminar
  17. Hola Raquel! hace poco que he descubierto tu blog y me encanta! Las recetas son estupendas y la fotos preciosas. Felicidades! a partir de ahora cuenta con una seguidora incondicional.

    ResponderEliminar
  18. No he probado el ajoblanco, pero por las fotos me ha impactado tanto que esto debe estar buenísimo hija!!
    Cada día te superas reina, las fotos son una maravilla, enhorabuena!!!
    Besitosss

    ResponderEliminar
  19. No he probado el ajoblanco y no sé si me gustaria pero ¡que apetecible se ve asi presentado!. La foto es alucinante

    Un beso

    ResponderEliminar
  20. Lo de la chancla en la mano me ha hecho gracia y es que me he imaginado la situación... jejejejejeje
    Me ha encantado tu versión del ajo blanco con esa gelatinita tan divina. Una receta estupenda para los días que se avecinan.
    Besitos!!!!!

    ResponderEliminar
  21. Ajoblanco, típico de mi tierra. Muy buena idea la gelatina. Yo lo preparo con granizado de Pedro Ximenez. Pruébalo verás que fresquito y rico queda!!! Yo voy a probar con la gelatina que me he quedado encantada con la receta y hasta que no la pruebe no me voy a quedar tranquila.
    Y yo cuando todo el mundo está de vacaciones, yo tengo más trabajo!!! Ufff!!!No quiero ni pensarlo.
    Muchos Besos!!!!

    ResponderEliminar
  22. tengo unas ganas de hacer ajoblanco..este me parece fantastico

    ResponderEliminar
  23. Fantástica receta Raquel!!! y sobre los niños... no sé que decirte porque no tengo, pero creo que te entiendo porque todas las madres hablais de ello :s. Un beso y a por ellos!!!! jejejeje.

    ResponderEliminar
  24. Raquel yo también le temo a las vacaciones (con las ganas que tengo de pillarlas) y eso que todavía no me he enterado de lo que cuentas porque el mio todavía está en camino y todos me dicen... ya te enterarás! jejeje. Tu receta me ha sorprendido, me gusta mucho el ajo blanco fresquito pero el px me hace rendirme a sus pies, me apunto esta magnifica recetas. Por cierto las fotos son de museo vaya! Bezitos.

    ResponderEliminar
  25. Chiquilla,,,este ajo blanco,,que rico por Diossss, que me quedo por aqui tomandome un vasito, en cualquier rinconcillo que quepa, jejejejeje, arrimate por mi blog, estoy de sorteillo,,ole y ole y con un premio muy dulceeeee.Acabo mañana

    Besitos Tremendita

    ResponderEliminar
  26. Raquel guapa, nosotras estamos igual q tu...incluida la escena de chancla en mano, jajaja! La verdad es q ahora la cogemos con ganas pues estas ultimas semanas de curso fueron realmente estresantes y agotadoras, y estamos deseando no tener q cumplir tantos horarios...pero a cambio hay q encontrar planes para tenerlos distraído y q no den la lata...en fin, el maravilloso mundo de tener hijos!
    Tu receta nos ha encantado! No la hemos probado nunca con la gelatina de Px así q nos la apuntamos! Un besote guapa!

    ResponderEliminar
  27. raquel yo tb tengo dos , son preadolescentes, asi que ya esta dicho todo, se rien de la zapatilla y de cualquiercosa, van del sofa al ordenador y viceversa, con una piscina en casa , casi ni la prueban y si no se pelean, bueno esperemos que pase pronto, la etapa y el verano, aparte de esto ayer estuve en una boda pusieron ajoblanco de aperitivo, en cuanto he llegado lo he preparado para cena y despues he visto tu receta con la gelatinaasi que me la apunto para la proxima, las fotos geniales. un beso y sigue asi

    ResponderEliminar