Bombones de Physalis

 No se vosotros pero yo había visto este tipo de fruto decorando tartas. Siempre que me tocaba alguno lo apartaba no se porqué no me llamaba la atención.

Esta semana los vi en unos grandes almacenes y decidí comprarlos, pronto pensé que no estaba dispuesta a preparar el típico bizcocho con ellos encima decorándolo, porque sabía que no los probaríamos. Quería hacer algo donde fuera ingrediente principal.
El Physalis tiene un ligero toque ácido el cuál es perfecto para combinar con el chocolate, ¿Hay algo que no combine con el chocolate?.

“Una de las principales características del fruto son sus cualidades nutricionales, especialmente sus propiedades de reducción de colesterol, su alto contenido de fibra, vitamina A, alto contenido de caroteno y vitamina C y su bajo nivel de calorías. Rico en minerales, especialmente calcio, hierro y fósforo; contiene niveles importantes de proteína. Fortalece el sistema inmunitario y la visión, además de funcionar como antioxidante. Es además una buena fuente de pectina. Otra de las bondades de la Physalis es su gran duración a temperatura ambiente una vez cosechada. Sin estar afectado el fruto directamente por el sol, puede durar hasta 25 días sin grandes alteraciones.”(Wikipedia)

Ingredientes:
Physalis
100gr. chocolate fondant
Colocaremos el chocolate troceado en el vaso y pondremos vaso cerrado y daremos al turbo 2 segundos. Bajaremos los restos que quedan en las paredes con ayuda de la espátula, a continuación programaremos 4 minutos, 37º, velocidad 3. Si no teneis Thermomix podreis fundir el chocolate al baño maría o en el microondas. Una vez fundido pasaremos a un cuenco y nos dispondremos a mojar los Physalis en el chocolate. 
Abriremos las hojas dejando al aire el fruto y mojaremos en el chocolate, los colocaremos en una bandeja hacia arriba, con cuidado de que no se vuelquen,que se volcaran {yo como Julia Roberts en Pretty Woman “estos mamones resbalan”}.
Una vez colocaditos todos, los meteremos en el frigo para que endurezcan, yo tenía prisa por probarlos así que al frigo  directo, sino podéis dejarlos fuera.
Como veis una receta muy sencilla pero deliciosa para una tarde de cumple, como colofón a una buena cena o simplemente un capricho para esos días que nos apetece algo dulce.
Que lo disfrutéis, nosotros así lo hemos hecho.

Quieres compartir ? Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Pin on PinterestPrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios

  1. dice

    Enhorabuena por tu clasificación preliminar (blog gastronómico IV) en los premios Bitácoras (y por el blog, por supuesto), espero que subas muchos puestos. Te deseo mucha suerte. Nos leemos. Un saludo.

  2. dice

    La verdad es que tienen una pinta!! A mi me encanta esta fruta, yo soy de las que cuando las veo en una tarta digo: Melopido!!! jeje! Gracias por compartirlo con nosotras! Un abrazo!

  3. dice

    qué preciosa es esa fruta, yo no la encuentro de momento,jejej sigo buscando, tiene que estar deliciosos estos bomboncitos, besines Raquelilla, a ver si me deja ponerte el comentario, ainsss, estoy de bloggerr hasta….

  4. dice

    Mira que me pasaba lo mismo, siempre que lo he visto en algún plato lo suelo apartar. A partir de ahora me lo comeré a ver que tal jeje
    Te ha quedado muy chulo!!

    bessiss

  5. dice

    Qué fantástica idea Raquel. La verdad es que yo hacía como tú, cuando me tocaba uno lo apartaba porque tampoco me llama la atención, pero con chocolate… así cambia el tema!!! Besos.

  6. dice

    Hola Raquel, primero de todo felicidades por tu blog. Vivo en Alemania y aquí son muy conocidos sobre todo por que los usan muchísimo como decoración en cócteles, pero nunca los había visto combinados con chocolate. Excelente receta, hasta pronto, te ganaste un seguidor mas.

  7. dice

    Hola Raquel.

    El otro día me regalaron unos y la verdad, salvo para adornar no sabía qué hacer con ellos. Pero tú les has sacado buen provecho, has preparado unos bombones estupendos y muy originales, con unas fotos fantásticas.

    Un saludo.