Charlota de Cerezas




Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de Junio nos invita a preparar un clásico francés “Charlota”.

Es un plato excelente para esta temporada por su versatilidad para utilizar frutas de temporada.La charlota admite muchísimas versiones, ya que podemos elaborarla tanto de frutas, chocolate, café, incluso hay muchas versiones de tiramisú con esta preparación, así que son muchas las opciones que tenemos a la hora de elegir ingredientes para preparar nuestra versión. 

Un poco de historia sobre la charlota :


La charlotté es un postre típico francés que tuvo su origen en los Entremets ingleses a finales del siglo XVIII como homenaje a la esposa del rey Jorge III, Carlota de Inglaterra. Se inspiraba en preparaciones dulces inglesas y estaba hecha con una espesa mermelada de frutas aromatizada con limón y canela, y se vertía en un molde redondo, de bordes ligeramente acampanados, tapizado de rebanadas de pan de molde untadas con mantequilla. El conjunto se cocía en el horno, se desmoldaba y se servía tibio, con una crema inglesa fría. El ejemplo clásico es la charlotte de manzanas. 

La invención de la charlotte a la rusa se debe a Carême y consiste en un dulce helado, sin cocción, compuesto de una preparación de bavarois a la vainilla o de una mousse vertida en un molde de charlotte tapizado de bizcochos a la cuchara, casi siempre empapados en licor o en café. Carême bautizó esta preparación con el nombre de “charlotte a la parisiense”, pero cambió de denominación en el Segundo imperio, durante el cual estaban muy de moda los platos “a la rusa”. 

El bavarois se hace con crema inglesa o puré de fruta cuajado con gelatina, al que se añade crema batida. A la Charlotte rusa se le pueden añadir diversas capas de frutas frescas: albaricoques, fresas, melocotones, piña o frambuesas, maceradas en kirsch o marrasquino. Se coloca en la nevera y se sirve después de algunas horas de refrigeración. 










  • Ingredientes:
  • Para el bizcocho
  • 4 huevos
  • 100 azúcar
  • 100 harina
  • Unas gotitas de aroma de vainilla
  • Para el relleno
  • 2 hojas de gelatina
  • 2 cucharadas de leche caliente
  • 500 de nata para montar mínimo 35% materia grasa
  • 75 azúcar
  • 100 almendra molida
  • 300 de cerezas deshuesadas



Precalentaremos el horno a 180º.

Para hacer el bizcocho batiremos los huevos y el azúcar ayudándonos de un robot de cocina o varillas, esta mezcla  debe triplicar el volumen y quedarse con una textura como cuando montamos claras. Añadimos el aroma de vainilla y batimos hasta mezclar, a continuación añadiremos la harina tamizada que integraremos a la mezcla con movimientos envolventes de abajo hacia arriba.
Forraremos la bandeja del horno con papel vegetal o placa de silicona y extenderemos la mezcla  uniformemente y alisaremos por encima para dejar la superficie plana. Hornearemos a 180º durante 10 minutos mas o menos.
Sacaremos y dejaremos enfriar sobre una rejilla. Dependiendo del molde que vayáis a utilizar cortareis de una forma u otra la plancha del bizcocho. Yo opte por uno redondo así que coloque la base de mi molde desmoldable sobre la plancha y corté a medida, luego hice tiras con la medida de la altura del molde y corte a cuadritos para poder forrarlo cómodamente.
Hidrataremos las hojas de gelatina en agua.
Pondremos en un bol la nata y el azúcar y la montaremos con cuidado de no pasarnos porque sino tendremos mantequilla, muy rica por cierto pero no nos servirá para esta receta. Escurriremos la gelatina y disolveremos en la leche caliente. Una vez disuelta esta y junto a las almendras molidas añadiremos a la nata y mezclaremos con ayuda de una espátula.
Engrasaremos el molde con mantequilla y forraremos las paredes con el bizcocho. Rellenaremos con la crema hasta la mitad, colocaremos las cerezas deshuesadas en medio y seguiremos con la crema hasta rellenarlo por completo. Cubriremos con la capa de bizcocho y reservaremos en el frigorífico durante 1 o 2 horas ante de servir. Sacaremos y espolvorearemos con azúcar glass.
Esta tarta podremos hacerla con cualquier fruta natural que nos guste, incluso podremos mezclar mas de una. También podremos utilizar los clásicos bizcochos de soletilla para forrar nuestro molde, aunque con el poquito trabajo que cuesta hacer este bizcocho genovés merece la pena.





Feliz semana y mucho ♥.

Quieres compartir ? Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Pin on PinterestPrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios

  1. dice

    Madre mía Raquel!! Tienes un blog precioso, con unas recetas maravillosas, una estética preciosa y unas fotos… me alegro de haberte encontrado a través de The School… Nos vemos por la nube… Un beso

  2. dice

    Hola Raquel, te acabo de conocer gracias a Manu (catman) y me encantas, vamos, tu blog, tus recetas y tus fotos. Me quedo por aquí contigo para darte un poquito la vara. Yo creo que esta es la charlota núm. 101 que veo esta semana. Cada una con su toque personal, todas maravillosas. Un beso enorme.

  3. dice

    Que ricura Raquel! muy lindas las fotos y me encantó la manera de presentar el post, la historía gastronómica es una belleza. Años sin hacer una charlotte, pero quien no se anima con esta! : ) Un besito

  4. dice

    Raquel, vaya post!! Las fotos geniales, y tu receta tiene una pinta buenísima. Y eso que estoy a régimen. Como siga acumulando recetas para hacerlas cuando lo termine, voy a recuperar lo adelgazado en dos días. Buenísima, de verdad. Un beso.

  5. dice

    De las fotos no te voy a decir nada, porque siempre te digo lo mismo hija, que son espectaculares, y de la charlota…, que tiene que estar para hincar el diente. El trocito ese que falta…, es el que me llevo yo
    Un beso

  6. dice

    genial de los geniales!! me encanta!! fantastica idea, y como debe de estar!! desde luego u familia se debió de chupar hasta el último dedo de la mano!

    Y de las fotos no hablamos, chulisimas!!

    Besitos de pimiento!

  7. dice

    Buenos días Raquel!
    Me ha encantado tu charlota de cerezas! qué combinación más deliciosa, tomo nota de ella ya que ahora que esta la temporada habrá que aprovechar para disfrutar de estas recetas.

    Besos!!

  8. dice

    Raquel buenisima tu propuesta y espectaculares las fotos. Me ha encantado todo.Así que con lo que me gustan a mi las cerezas, con tu permiso me llevo la receta.

    Bss

    Virginia “sweet and sour”