Estonian Kringel

No es frecuente que tenga mucho tiempo libre, pero cuando tengo un hueco me encanta sentarme delante del ordenador y pasearme descubriendo verdaderas joyas.
Me imagino que ya lo sabréis pero son innumerables los blogs gastronómicos, nacionales e internacionales. Aparecen y desaparecen…. Todos, desde los más profesionales, hasta los más caseros son especiales. Detrás de ellos hay personas con una misma idea, disfrutar con sus recetas y dejar constancia de ellas en sus blogs para que alguien, no se sabe quien, entre y lo descubra.
No hay nada que más emocione a un bloguero que alguien le mande un mensaje y te diga lo bien que ha quedado con tu receta en una cena de amigos, o que a sus hijos les ha encantado, o simplemente con una palabra ¡delicioso!.
Detrás de cada uno de esos blogs hay una persona que con esfuerzo hace un trabajo sin remunerar, la mayoría, con una vida, una historia, no la conoces pero su blog transmite todo aquello que siente. Hay blogs preciosos con un estilismo increíble nada mas abrirlo te están transmitiendo emociones, olores.Otros, con no tantos medios te sorprenden con fabulosas recetas que muchas veces no llegan a todos por ser unos verdaderos desconocidos.

Este mundillo internauta es fabuloso, todos tienen cabida en él desde el más grande hasta el más pequeño aunque quién decide esto? Yo me empapo de todos y cada uno de ellos, de verdad os digo me gustaría tener más tiempo para entrar en cada uno de ellos y comentar pero ya sabemos que el tiempo escasea y desde aquí mi más sincera enhorabuena a todos.
No se con quien hay que hablar, y a quien me tengo que dirigir pero hay que instaurar el “Día del Bloguero”. Sin distinciones, yo me apunto a tener cumple, santo y mi día de bloguero. Felicidades a todos por vuestro trabajo.
Ah y todo esto viene porque esta receta es de un estupendo blog que he descubierto que tenia esta deliciosa receta entre otras muchas Just Love Cookin´

Ingredientes:

120 de leche 
1 cucharadita de azúcar o miel
1  huevo
30 de mantequilla en pomada
15 de levadura química
300 de harina 
1 pizca de sal
Para el relleno y cobertura:
50 mantequilla en pomada
4 cucharadas de azúcar
2 cucharadas de canela
Elaboración Thermomix
Ponemos la leche en el vaso y templamos 2 minutos, 50º, velocidad 1(este tiempo dependerá de la temperatura de la leche si la tenemos en el frigo tardará algo más que si está a temperatura ambiente). Sacaremos del vaso y lavaremos este con agua fría, nunca poner los siguientes ingredientes con el vaso caliente.
Añadimos una vez frío al vaso la leche tibia, la miel y la levadura mezclamos 10 segundos, velocidad 3. Dejaremos reposar en el vaso unos minutos hasta que espume.
A continuación incluiremos la mantequilla en pomada y el huevo 10 segundos, velocidad 3, una vez mezclado todo pasaremos a añadir la harina(yo añadí algo más de harina porque quedo algo clara) y la sal, que mezclaremos 15 segundos, velocidad 3 1/2 y a continuación amasaremos en vaso cerrado, 1 minuto, velocidad espiga. Sacaremos la masa del vaso y la colocaremos en un lugar fuera de corrientes tapada con un paño, al menos 1 o 2 horas de reposo. En la receta original ella lo mete en el horno a 30º  durante una hora,es otra opción porque es verdad que las masas con el frío tardan en levar.
Precalentaremos el horno a 200º. Prepararemos el relleno y cobertura. Mezclaremos la mantequilla, el azúcar, la canela en un bol.
Una vez pasado el tiempo de levado amasaremos con las manos para quitar el aire y extenderemos la masa sobre una superficie enharinada. Le daremos un grosor de un 1 cm de grosor y extenderemos la mezcla sobre ella, dejaremos para la cobertura un poco de la mezcla (yo hice algo más de cobertura porque lo gasté todo en el relleno.
Una vez realizado el proceso anterior enrollaremos la masa y con un cuchillo afilado cortaremos por la mitad dejando unos centímetros en los extremos sin cortar para facilitar el siguiente paso. Ahora cogeremos las dos partes y liaremos en espiral hasta llegar al final que uniremos por los extremos, formando un círculo (podeis ver la receta original que hace un paso a paso). Para que quede más vistoso dejaremos la parte del corte hacia arriba y pintaremos con la cobertura de canela, mantequilla y azúcar.
Lo colocamos en una bandeja del horno sobre papel sulfurizado y hornearemos durante 20-25 minutos a 200º, la temperatura pasado este tiempo si no está la bajaremos a 180º.
Sacaremos y a disfrutar. Podremos servirlo con azúcar espolvoreada por encima.
Elaboración Tradicional
Mezclaremos en un bol la leche tibia, el azúcar y la miel hasta que quede todo bien mezclado y dejaremos reposar unos minutos hasta que espume.
Añadimos la mantequilla y la yema de huevo mezclaremos y a continuación la harina y la sal y amasaremos. Dejaremos reposar la masa en un lugar fuera de corrientes………
El resto de la elaboración será igual que en la anterior
Quieres compartir ? Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Pin on PinterestPrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios

  1. dice

    Que verdad la que dices, todos los que estamos entre fogones, detrás de nuestros blogs es porque amamos la cocina, o por lo menos en mi caso es así.
    La receta se ve deliciosa y muy original.
    Un besín.

  2. dice

    Joo que cosa más espectacular, luego el relleno se parece a los rollitos de kanela y a los korvapusti. Tengo que hacerlo, me sumo al día del blogger y a tener más tiempo para poder visitaros a todos y dejar un comentario…un beso

  3. dice

    Hola wapa! Ya era hora de que me dignara dejarte un comentario, verdad? He estado cotilleándote en silencio y me encanta tu blog, aunque aún me queda mucho para ponerme al día. Un beso gordo y hasta pronto!

  4. dice

    Uhmmmm!!! que rica, se parece a los cinamon rolls en cuanto al relleno, y curiosamente también he publicado yo en mi blog Corazon de Almibar una rosca parecida…jeje, solo que de pan y rellena de chocolate.

    Me apunto éste dulce de nombre impronunciable, porque me ha encantado, gracias por compartirlo,

    Un saludo!!

  5. dice

    Uy! qué rico, no? y además bonito!! En cuanto a los blogs, tienes razón, de todos se aprende algo, por eso, cuando veo un blog nuevo, me hago seguidora. Un beso, guapi!

  6. dice

    Hola Raquel.

    Menuda receta, la verdad es que por el nombre no tenía ni idea de lo que podía ser. Me han encantado las fotos, son guapísimas, y desde luego debe estar más que rico, riquísimo. Te quedó fabuloso.

    Un saludo.

  7. dice

    Estupenda receta que no conocia de nada. quiza me falta tambien un poco mas de explicacion para que al final tenga ese aspecto como de tiritas enroscadas (volvere a releer) Al igual pienso como tu que se nos escapan por la cantidad que hay fabulosos blogs y recetas de la red, aun asi cada dia descubro nuevas cosas e intento hacerlas llegar a muchos mas publicando sus enlaces en mi Face. (el tuyo ya lo comparti)

  8. dice

    Ole, Ole y Ole….magnifica receta Raquel que la llevaré a mis pendientes, pero lo que mas me ha gustado es tu reflexión..que tambien me la guardo.
    Feliz fin de semana y mil besitosss

  9. dice

    Raquel, yo sí que había visto esta receta y la tenía guardada por original. Tienes razón, muchos de nosotros trabajamos desintersadamente en el blog y sólo la satisfacción de una entrada y los comentarios ya nos anima a seguir. Te ha quedado genial. Imagino que también estará muy bueno. Un beso

  10. dice

    Que escrito tan bonito, y tienes toda la razón, yo hace poco he entrado en el mundo de los blogs y es fascinante, que se quiten los programas de cocina o los libros, hay genialidades en la red. Muy bonito el blog que nos recomiendas, y el tuyo también 🙂
    Me pasare a menudo por aquí, y lastima no haver visto lo del Día del Blogero ayer, sino huviera hecho algo en conmemoración.
    Un beso!
    Adriana

  11. dice

    Raquel, que sabias palabras, yo me apunto al día del bloguero, que no está reconocido el trabajo y la dedicación que desinteresadamente (la mayoría) comparten su tiempo y sus experiencias. Yo no llevo mucho tiempo de bloguero, que si de seguidor pero este mundo me está haciendo disfrutar mucho mas de lo que esperaba, las sensaciones son estupendas y el conocer gente que siente lo mismo que tu es reconfortante. Bueno que me enrrollo, la receta estupenda, no se yo si sería capaz de darle esa forma, te ha quedao preciosa. Bezitos.

  12. dice

    Me han gustado mucho tus palabras… somos personas anónimas a las que nos encanta sorprender a otras personas anónimas… Seria genial poder organizar una fiesta, comida o dile como quieras en motivo del día blogero! je je je. Así, de paso, les pondríamos caras a todas esas personas anónimas que día a día nos siguen desde sus casas, oficinas, etc. Hace poco que formo parte de todo esto y decirte que estoy encantada. Y como siempre Raquel… tus fotos preciosas!!! no me cansaré nunca de decirtelo ji ji ji. Gracias.

  13. dice

    Menuda pinta Raquel, como te lo curras!!! Seguro que está muy rico 🙂 Muy bonitas las palabras que nos dedicas, la importancia que tiene un comentario bonito, verdad? Un beso!

  14. Anonymous dice

    Raquel!! no conocia este dulce, tiene q estar buensimo verdad?, yo creo que lo mejor para comprobarlo es que me guardes un trozo para la merienda, que tal como hace hoy con leche calentita tiene que estar de vicio!!!;-)
    Por cierto hoy me ha gustado especialmente tu post por la introducción que haces antes de contarnos la receta!

    Besos

    María (@maryadrisc)

  15. dice

    Que presentación tan vstosa, seguro que el sabor no desmerece. Con tu permiso, me imprimo la receta, en cuanto tenga tiempo la preparo.
    Estoy de acuerdo contigo, cuando comencé con mi blog nunca pensé que me daría tantas satisfacciones, ni tanto trabajo, pero compensa.
    Isabel
    losdulcesdeisabel.blogspot.com