Crepes

Los crepes son una tortita fina de pasta dulce o salada, flexible y ligera, que se cocina en una sartén, una placa de hierro colado o una crepera. Este tipo de elaboración es perfecta en cualquier momento del día, desayuno, almuerzo, merienda o cena.

Crepes

Cómo hacer crepes

Se denomina crepe a la receta europea de origen francés bretón, hecha fundamentalmente con  harina de trigo, con la que se elabora una masa en forma de disco. Se sirve habitualmente como base de un plato o postre, aplicándole todo tipo de ingredientes dulces o salados. Las variedades son múltiples, las dulces admiten todo tipo de frutas, chocolate, caramelo, siropes y los salados podemos rellenar de jamón, verduras, con bechamel están deliciosos. Como ves hacer crepes es toda una aventura, el relleno es como en los huevos kinder nunca sabes que te va a tocar jajaja.

Los crepes de la Candelaria y del Martes de Carnaval se elaboran para celebrar la renovación de la naturaleza, la vida familiar, los deseos de buena fortuna y de felicidad ( se toca el mango de la sartén, se formula un deseo girando la crepe y se sostiene una moneda en la mano mientras se hace saltar). Las crepes, populares en toda Francia,  tambien en Alemania, Estados Unidos y Austria, con distintos sabores, se las conocen con distintos nombres segun la región, “tantimolles” en Champaña, “landimolles” en Picardía, “chialades” en Argonne, “crapiaux” en el Lemosín y en el Berry, “crespets” en Béarn.

Crepes

Los crepes se preparan todo el año en la Bretaña, donde las de trigo candeal y las tortitas de alforfón se sirven con mantequilla salada. Hay que diferenciar entre tortita y crepes, estas son más gruesas, de menor diámetro y hechas a fuego lento. Si quieres puedes probar mis tortitas con sirope de caramelo están deliciosas para un desayuno o merienda, a los peques les chiflan y las puedes acompañar con sirope y helado.

Para hacer los crepes como te he comentado antes puedes usar cualquier sartén antiadherente, aunque lo ideal es tener una sartén especial para ello, llamada crepera. La crepera es una sartén de fondo plano y borde poco elevado, destinadas a la cocción de los crepes. La que yo he utilizado la compré en Claudia&Julia fabricada artesanalmente con hierro natural sin productos químicos ni recubrimientos, además dispone de una capa de cera de abeja natural que protege y ayuda a la crepera a alcanzar una superficie anti adherente de manera natural. Se puede usar en todas las fuentes de calor incluida la inducción. Además esta semana están con el Black Friday podrás encontrar descuentos muy apetitosos.

Crepes

En la cocina clásica, los crepes se sirven como un aperitivo o entremés caliente, relleno de bechamel o una velouté a la que se le añaden los ingredientes que más nos gusten. Tambien se pueden usar en cremas o sopas colocándolas sobre ellas en tiras cortadas muy finas. Pero una de las maneras de presentación más solicitadas es como postre, espolvoreadas con azúcar glass, rellenas de frutas, chocolate y acompañadas de helado. En casa las suelo preparar acompañadas de nutella con frutos rojos, ese puntito ácido le da un toque divino. Si sois tan adictos a la crema de avellanas como nosotros no te te pierdas este Mug Cake de Nutella, lo tendrás listo en pocos minutos.

La elaboración de los crepes es muy sencilla, los ingredientes comunes de esta masa cocida son: harina de trigo, huevos, leche, aceite, sal y azúcar de manera opcional si los que vas a elaborar son dulces. Hay muchas recetas de crepes y cada uno las hace como más le gustan, yo añado la misma proporción de agua que de leche y le añado esencia de vainilla que le da un puntito de aroma. Su modo de preparación es muy sencillo, primero se mezclan los ingredientes secos y luego añadimos los húmedos mezclando todo bien. Una vez mezclado importante el reposo.  El crepe se obtiene por la cocción de la pasta extendida en forma de disco y cocinada por sus dos caras, hasta que se dore.

Crepes

Ingredientes de los crepes

  • 210ml de agua
  • 210ml de leche
  • 240 de harina de trigo
  • 2 cucharadas de azúcar moreno
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 4 huevos
  • Mantequilla sin sal para engrasar la sartén
  • Crema de avellanas (relleno sugerido)

Elaboración de la receta

  1. En un bowl mezclamos la harina tamizada y el azúcar.
  2. Batimos los huevos.
  3. Incorporamos a la harina la leche, el agua, la esencia de vainilla y los huevos. Removemos bien con unas varillas o un procesador de alimentos durante unos minutos hasta que consigamos una masa homogénea y sin grumos.
  4. Dejaremos reposar durante media hora mínimo en el frigorífico. Si no tienes demasiada prisa puedes dejarla algo más de tiempo, la masa se hará más densa.
  5. Ponemos nuestra crepera al fuego y engrasamos con una poquita de mantequilla. Una vez caliente y con ayuda de un cazo cogemos la masa y vertemos en el centro de la crepera. Con movimientos circulares extendemos la masa por toda la superficie. No pongas demasiada masa, la idea es que queden muy finitas. La primera será de prueba, una vez veas como queda sabrás que cantidad debes poner. Engrasa la sartén con mantequilla cada vez que sea necesario.
  6. Dejaremos por cada lado al fuego hasta que se doren.
  7. Iremos colocando en un plato, una encima de otra para que conserven el calor.
  8. Una vez listas rellenamos con lo que más nos guste. Yo he optado por la crema de avellanas, extiéndela con un cuchillo, dobla los crepes o enrollálos.
  9. Sirve acompañados con algún fruto rojo, seguro que te encantará.

Sugerencias:

  • Si los vas a hacer salados suprime de los ingredientes el azúcar y añade una pizca de sal.
  • Para los salados puedes incorporar en la masa un poco de queso, te sorprenderá.
  • Si no tienes esencia de vainilla, puedes sustituir el azúcar morenos por azúcar  vainillada, te dará un buen resultado tambien.
5.0 from 1 reviews
Crepes
 
Tiempo de preparación
Tiempo de cocinado
Tiempo total
 
Autor:
Tipo de receta: Masas
Ingredientes
  • 210ml de agua
  • 210ml de leche
  • 240 de harina de trigo
  • 2 cucharadas de azúcar moreno
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 4 huevos
  • Mantequilla sin sal para engrasar la sartén
  • Crema de avellanas (relleno sugerido)
Instrucciones
  1. En un bowl mezclamos la harina tamizada y el azúcar.
  2. Batimos los huevos.
  3. Incorporamos a la harina la leche, el agua, la esencia de vainilla y los huevos. Removemos bien con unas varillas o un procesador de alimentos durante unos minutos hasta que consigamos una masa homogénea y sin grumos.
  4. Dejaremos reposar durante media hora mínimo en el frigorífico. Si no tienes demasiada prisa puedes dejarla algo más de tiempo, la masa se hará más densa.
  5. Ponemos nuestra crepera al fuego y engrasamos con una poquita de mantequilla. Una vez caliente y con ayuda de un cazo cogemos la masa y vertemos en el centro de la crepera. Con movimientos circulares extendemos la masa por toda la superficie. No pongas demasiada masa, la idea es que queden muy finitas. La primera será de prueba, una vez veas como queda sabrás que cantidad debes poner. Engrasa la sartén con mantequilla cada vez que sea necesario.
  6. Dejaremos por cada lado al fuego hasta que se doren.
  7. Iremos colocando en un plato, una encima de otra para que conserven el calor.
  8. Una vez listas rellenamos con lo que más nos guste. Yo he optado por la crema de avellanas, extiéndela con un cuchillo, dobla los crepes o enrollálos.
  9. Sirve acompañados con algún fruto rojo, seguro que te encantará.
Notas
- Si los vas a hacer salados suprime de los ingredientes el azúcar y añade una pizca de sal.
- Para los salados puedes incorporar en la masa un poco de queso, te sorprenderá.
- Si no tienes esencia de vainilla, puedes sustituir el azúcar morenos por azúcar vainillada, te dará un buen resultado tambien.
 

Quieres compartir ? Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Pin on PinterestPrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puntuación de la receta:  

Comentarios