Potaje de Garbanzos con Tagardinas

Después de algún tiempo dándole vueltas a como estrenar mi Cocotte , me decidí por este potaje con tagarninas que me encantan. 
No se si todos conoceréis las tagardinas, por Andalucía su uso es común aunque no en todas las provincias. Estas en concreto las compramos en Jerez, tierra que me apasiona, a la cual me escapo cada vez que puedo o me dejan.
Me encanta pasear por el centro y llegar a ese precioso mercado donde te encuentras a las señoras mayores vendiendo bolsitas de tagarninas enteras o troceadas. También podemos encontrar los camarones, caracoles. Un mercado donde se une lo actual y las costumbres más antiguas.
Sigo con las tagardinas que me pierdo. Son cardos silvestres que habréis visto muchísimas veces en algún paseillo por el campo, tienen una pequeña florecilla amarilla y crecen en los bordes de los caminos, ríos….. Tendremos tagarninas desde mediados del invierno hasta la primavera, así que si las veis no dudéis en comprarlas, podréis usarlas en muchas recetas guisos, revueltos, esparragadas.

Bueno no quiero que se me olvide porque acostumbro a cumplir lo que prometo. Mi Cocotte la gané con una receta que presenté a Cocina y Mucho Más así que agradecerles estos maravillosos concursos con estos maravillosos premios. Deciros que el potaje me ha sabido a gloria la Cocotte no me ha defraudado. Gracias.


Ingredientes:
2 cebollas grandes
4 dientes de ajo
1 tomate grande
1 pimiento verde
Medio pimiento rojo
300  tagardinas troceadas
400 garbanzos secos
Chorizo fresco
Morcilla fresca
100 AOVE
1 hoja de laurel
1 ramita de tomillo
Sal
Pimienta
Pimentón de la Vera
Prepararemos los garbanzos el día anterior y los dejaremos en remojo.

Pondremos la Cocotte al fuego y añadiremos el AOVE, una vez caliente echaremos las cebollas en cuartos, los ajos, el tomate pelado, el pimiento verde y el rojo. Sofreiremos hasta ver las verduras doraditas.

A continuación añadiremos los garbanzos , las tagardinas, el pimentón, el laurel, la ramita de tomillo y salpimentaremos. En este momento bajaremos a fuego medio y cubriremos de agua. Taparemos y dejaremos cocer unas dos horas y media, más o menos.

Tendremos que ir reponiendo agua, sin dejar que pierda demasiada. A mitad de la cocción añadiremos el chorizo y la morcilla. Si queremos el potaje algo más ligerito podremos cocerlo aparte para que tenga menos grasa. 

Comprobaremos de sal, hay que tener en cuenta que al perder tanta agua en la cocción y tenerle que añadir más, puede que sea necesario una rectificación de ésta.

Una vez los garbanzos estén tiernos retiraremos del fuego y dejaremos reposar hasta el día siguiente.
Bueno lo podéis probar, entiendo la tentación,pero el potaje siempre estará mas rico al día siguiente.




Quieres compartir ? Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Pin on PinterestPrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios

  1. dice

    Ole esas tagarninas de Jerez, pero que ricas están!!!!!!! Cuando es la temporada hago mucho la berza jerezana de tagarninas y jooooo que ricasssssss. Me chifla, y esparragás con huevos ufff mira mira la boca agua, tu potaje lo apunto, lo veo super rico.

  2. dice

    Hola Raquel.

    Yo también prefiero los cocidos de un día para otro, están más posados y con el caldo más espeso. Pero claro, para preparar esta maravilla y dejarla hasta el día siguiente hay que tener mucha fuerza de voluntad. Tiene el color de los cocidos caseros hechos a a fuego lento, con sabor a pueblo y tradicional. De 10.

    Un salduo.