Natillas Caseras

Los postres caseros son lo que más nos gustan y más si son los de toda la vida porque ¿Quién no ha probado las natillas de s abuela o de su madre?. Las natillas son el postre casero por excelencia junto a otros muchos que se han hecho siempre en las casas. Una comida sin un buen postre casero que se precie no es una buena comida.

Natillas caseras

 Receta de Natillas caseras

Aunque se desconoce el origen exacto de las natillas, su nacimiento se situa en los conventos a lo largo de Europa. Esta teoría presenta coherencia debido a la naturaleza sencilla de su elaboración, su reducido coste económico y su riqueza alimentaria basada en grasas animales y proteínas al contener huevos y leche. Por todo esto, constituiría un plato idóneo para los conventos, donde siempre ha existido cierta potenciación en el desarrollo de la cocina dulce a la par de cierta cultura de austeridad que potenciaba la sobriedad en el comer, lo que derivaba en el máximo aprovechamiento posible de los alimentos y sus recetas en pos de platos sencillos pero alimenticiamente completos.

Natillas caseras

Otras teorías sitúan su origen en la repostería francesa debido a las frecuentes épocas doradas de las que fue protagonista. Su notabilidad comenzó ya en la época de la República Romana dotando de ciertas directrices el estilo culinario que hoy conocemos como cocina mediterránea pese a que en la actualidad no es principal su presencia en Francia. Las natillas son una parte importante de la repostería de muchos países incluidos el Reino Unido, Francia, Portugal, España, Italia, donde se conocen como “crema inglesa” y Australia. La palabra “natillas” en castellano tiene un significado muy concreto . Sin embargo, su equivalente en otros idiomas cubre una amplia gama de cremas similares cuyos matices, tanto en la elaboración como en la elección de los aromatizantes, le confieren a cada una su peculiaridad. Podemos citar entre otras el custard anglosajón, la crème anglaise, la crème anglaise collée y los derivados de la crema pastelera.

No todas las natillas son dulces, en la gastronomía anglosajona y estadounidense, se emplea natillas mezcladas con otros ingredientes como relleno de tartas saladas. Algunos timbales y pasteles de verduras están hechos con una base de natillas con ingredientes salados cortados en pedacitos. Elchawanmushi es una natilla salada típica de Japón, cocinada y servida en pequeñas tazas individuales. Las natillas son una elaboración indispensable en muchos postres como tartas, bizcochos y demás repostería.

Natillas caseras

Receta natillas caseras

La base principal de las natillas son leche, huevo y azúcar ingredientes que todos tenemos en casa y con lo rapidísimas que son de hacer tenemos un postre preparado en menos de media hora. No podemos poner excusas, este postre tan rico y tan de toda la vida nos debe acompañar en nuestra mesa. Los postres tradicionales no debemos perderlos, en casa siempre hay alguno preparado: Arroz con leche, Flan de huevo.

Receta Natillas caseras

Ingredientes para la receta de natillas:

  • 200gr de azúcar de azúcar
  • 6 yemas de huevos
  • 1 litro de leche semidesnatada
  • Unas gotas de esencia de vainilla
  • La piel de un limón(solo la parte amarilla)
  • Canela Molida para espolvorear
  • Galletas

Elaboración tradicional

  1. Ponemos la leche en un cazo junto a la piel del limón y la esencia de vainilla. Calentamos y antes que empiece a hervir apartamos y dejamos infusionar durante 10 minutos. Sacamos la piel del limón y dejamos enfriar.
  2. En un bol batimos bien las yemas junto el azúcar hasta mezclarlo todo bien y que empiece a espumar.
  3. Ponemos de nuevo nuestro cazo al fuego (bajo) con la leche y vamos incorporando poco a poco las yemas con el azúcar sin dejar de remover.
  4. No puedes dejar que hierva así que tendrás que controlar bien la temperatura. Mantendremos en el fuego sin parar de remover hasta que espese e intentando que no se nos formen grumos. Piensa que una vez enfríe se espesará aún más, así que no debes dejarlo tampoco demasiado rato.
  5. Una vez conseguida la textura deseada, apartamos del fuego y vertemos en nuestros cuencos o vasitos. Ponemos una galleta encima esperamos a que enfríe un poco y metemos en el frigorífico.
  6. Pasadas tres-cuatro hora estarán listas para tomar.
  7. Decoramos con canela molida y buen provecho.

Elaboración en Thermomix de las natillas

  1. Ponemos en el vaso el azúcar, los huevos, la leche y la esencia de vainilla. Programamos 8 minutos, 90º, velocidad 4.
  2. Cuando acabe el tiempo programado, comprobamos si tiene espuma. Si tiene espuma programaremos 2 minutos, 90º, velocidad 2. Si no tiene espuma programaremos 2 minutos, velocidad 2 sin temperatura (yo le di esos 2 minutos aunque no tenía espuma, para conseguir unas natillas algo más espesas, si os gustan más líquidas seguir todo al pie de la letra).
  3. Verter las natillas inmediatamente en la fuente o boles individuales. Colocamos una galleta encima y espolvoreamos con canela en polvo. Dejamos enfriar y al frigo.
  4. Como podéis ver en esta elaboración la leche no se infusiona con la piel del limón y la vainilla. Si quieres hacerlo, lo pimero que tendrás que hacer será poner la leche en el vaso con la piel del limón y la esencia de vainilla programar 2-4 minutos, 90º, velocidad cuchara. Deja enfriar y luego sigue el resto de los pasos indicados al principio.
  5. Un truquillo que siempre viene bien, las natillas pueden cortarse al ponerlas en los moldes por el cambio de temperatura. Si es así prohibido tirarlas, colocarlas de nuevo en el vaso y remover a velocidad 4 unos segundos cuando veas que están otra vez bien mezcladas, volver a verter en los moldes. (Fuente: Imprescindible de Thermomix)

Sugerencias:

  • Puedes sustituir el azúcar por edulcorante, así serán más ligeras.
  • La leche podrás sustituirla tambien por leche sin lactosa.
  • Para evitar se corten las yemas cuando las ponemos en el cazo este debe de estar frío, otra opción ir añadiendo las yemas a la leche haciéndolo al baño maría sin dejar que el agua hierva, así te asegurarás que tus natillas no se corten.
  • Si te gustan más espesas puedes añadir una cucharada de Maicena. Disuelve esta en una poca de leche fría (aparta una poquita de la que vas a usar) y añádela con las yemas. Conseguirás una textura más compacta.
  • Puedes infusionar la leche con una rama de canela.
  • Importante en la elaboración no dejar de remover con unas varillas para evitar que se pegue al cazo si las haces al fuego y que le salgan grumos.
Natillas
 
Tiempo de preparación
Tiempo de cocinado
Tiempo total
 
Autor:
Tipo de receta: Postre tradicional
Ingredientes
  • 200gr de azúcar de azúcar
  • 6 yemas de huevos
  • 1 litro de leche semidesnatada
  • Unas gotas de esencia de vainilla
  • La piel de un limón(solo la parte amarilla)
  • Canela Molida para espolvorear
  • Galletas
Instrucciones
  1. Ponemos la leche en un cazo junto a la piel del limón y la esencia de vainilla. Calentamos y antes que empiece a hervir apartamos y dejamos infusionar durante 10 minutos. Sacamos la piel del limón y dejamos enfriar.
  2. En un bol batimos bien las yemas junto el azúcar hasta mezclarlo todo bien y que empiece a espumar.
  3. Ponemos de nuevo nuestro cazo al fuego con la leche y vamos incorporando poco a poco las yemas con el azúcar sin dejar de remover.
  4. No puedes dejar que hierva así que tendrás que controlar bien la temperatura. Mantendremos en el fuego sin parar de remover hasta que espese e intentando que no se nos formen grumos. Piensa que una vez enfríe se espesará aún más, así que no debes dejarlo tampoco demasiado rato.
  5. Una vez conseguida la textura deseada, apartamos del fuego y vertemos en nuestros cuencos o vasitos. Ponemos una galleta encima esperamos a que enfríe un poco y metemos en el frigorífico.
  6. Pasadas tres-cuatro hora estarán listas para tomar.
  7. Decoramos con canela molida y buen provecho.
Notas
- Puedes sustituir el azúcar por edulcorante, así serán más ligeras.
- La leche podrás sustituirla tambien por leche sin lactosa.
- Para evitar se corten las yemas cuando las ponemos en el cazo este debe de estar frío, otra opción ir añadiendo las yemas a la leche haciéndolo al baño maría sin dejar que el agua hierva, así te asegurarás que tus natillas no se corten.
- Si te gustan más espesas puedes añadir una cucharada de Maicena. Disuelve esta en una poca de leche fría (aparta una poquita de la que vas a usar) y añádela con las yemas. Conseguirás una textura más compacta.
- Puedes infusionar la leche con una rama de canela.
- Importante en la elaboración no dejar de remover con unas varillas para evitar que se pegue al cazo si las haces al fuego y que le salgan grumos.
 

Fuente información: Wikipedia.

Quieres compartir ? Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Pin on PinterestPrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puntuación de la receta:  

Comentarios

  1. dice

    Hola Raquel! Me alegro mucho de que te gustase la tarta, estaba realmente rica!

    Estas natillas te han quedado de cine, que pinta tan deliciosa y que fotografías tan bonitas, es sin duda uno de mis postres preferidos.

    Un besote enorme!

  2. dice

    Hola Raquel.

    Yo que no tengo thermomix las hago al método tradicional y aunque parece sencillo, es muy fácil que se corte, así que yo cada vez que las hago pongo los cinco sentidos, no me queda otra. A ti te han quedado estupendas, y la galletina es imprescindible. Seguro que al peque le encantó, ahora te toca hacerlas con más frecuencia, ya verás. Y es que están buenas no, buenísimas.

    Un saludo.

  3. dice

    Son de las fotos más bonitas que he visto hoy, me fascinan, me transmites calorcito, cariño, dan ganas de hundir esa galleta y terminar con las natillas, a mi me parecen un clásico maravilloso….divinas te quedaron!

    Besotes.

  4. Silvia Izquierdo dice

    Me encantan las natillas, estas las he hecho y estan deliciosas, creo que esta semana caera en casa otra vez. Bonitas fotos, como siempre, Raquel. Besos

  5. dice

    Pues yo creo que en un recetario no pueden faltar unas buenas natillas. Al fin y al cabo, lo que pretendemos con el blog es eso, no?? recopilar nuestras recetas favoritas 😉 Te han quedado geniales! Besos.

  6. dice

    Veo que no soy tan rara otra que aun no las ha hecho eh Piluka.
    Piligoto la receta original pone que si las quieres mnas espesas le pongas maizena pero yo lo que hago es dejarle unos 2 minutos mas y la suprimo.

  7. dice

    Unas natillas muy buenas, yo las he intentado hacer varias veces y me quedan muy líquidas, me han dicho que le ponga maicena, ¿a tí te han quedado cuajaditas? Besos.

  8. dice

    Vengo por aquí y me encuentro estas fotos tan maravillosas. Yo no soy muy de natillas, pero a mi marido le encantan y siempre las hago caseras. Ya se que voy a hacer al llegar a casa. Me quedo por aquí a ver que más cosas tienes. Bss (Elena)