Torrijas caseras

Las torrijas son un dulce tradicional de gran popularidad, siendo muy frecuente su elaboración en la época de Semana Santa. El aspecto que adoptan es variable dependiendo fundamentalmente del pan que sé utilice en su elaboración y del grosor que se las quiera dar, su coloración por lo general es bastante oscura como resultado de la fritura y la incorporación de miel .

Estas torrijas caseras que hoy os traigo es la receta tradicional que siempre se ha hecho en casa y una de las que más me gustan.

Torrijas caseras

Receta de torrijas caseras

Se sabe que las torrijas  nacen en los conventos como un remedio para aprovechar el pan sobrante, esto se remonta al S.XV cuando la torrija se convierte en un dulce para sobrellevar el duro ayuno de la Cuaresma. Al principio sólo los principes y familias pudientes podían disfrutar de esta elaboración luego se hizo popular en la mayoría de los hogares, convirtiéndose en una de las recetas tradicionales más famosas de la Semana Santa. Esta comida tan típica, está extendida por todo el mundo.

En Alemania las torrijas se llaman Arme Ritter (caballeros pobres), los franceses llaman a su versión Pain Perdu, o sea, pan perdido, para los americanos las torrijas se llaman French Toast, los Suizos dicen Fotzelschnitten y los Austriacos y Bávaros Pofesen o Pavesen. En Portugal las torrijas tienen el nombre Rabanadas, son un típico dulce de Navidad que se come en la Noche Buena y durante las fiestas. Cualquiera  que sea su nombre, y aunque son muchas las variantes a la hora de preparar unas torrijas, todas ellas tienen  el pan , la leche y los huevos como ingredientes principales.

Receta de torrijas caseras

Se cuenta que las torrijas, tostadas o torretas como tambien se las conocía se las daban a las parturientas para aliviarles los temidos dolores durante el parto. Se elaboraban en pequeños bocados aunque poco a poco se fue cambiando y haciendo más grandes para uso en pastelerías.

Las torrijas son un dulce muy típico de la Cuaresma y Semana Santa en España. Hay infinidad de variantes con crema, con miel, con vino blanco, vino dulce, bañadas en chocolate seguro que habrá alguna que no conozca, pero estas regadas con miel son las que más me gustan. En casa siempre se han hecho así y por ello decidí  que eran unas de las que no podían faltar en el blog. Otra receta de torrijas que también me encanta es esta elaborada con Pedro Ximenez, una forma diferente de darles un sabor muy generoso.

Si os apetece disfrutar de una receta de cuaresma deliciosa os invito que probéis esta Quiche de bacalao y espinacas perfecta para disfrutar de un bocado sencillamente delicioso además de ser una elaboración muy sencilla con un toque original. Un plato de cuchara imprescindible es el tradicional Potaje de garbanzos con espinacas, no puede faltar en nuestra mesa.

Como se hacen las torrijas caseras

Ingredientes para las torrijas

  • 1 barra de pan del día anterior
  • 500ml de leche
  • 1 palo de canela
  • 2 huevos
  • 100gr de azúcar
  • 5 cucharadas de miel
  • 100ml de agua
  • Aceite de oliva virgen extra

Como se hacen las torrijas

  • Cortamos el pan en rebanadas de un grosor de 3 cm. aproximadamente.
  • Calentamos la leche con la canela y el azúcar y dejamos reposar un rato hasta que se enfríe.
  • Una vez fría la leche, mojamos las rebanadas de pan en esta hasta que estén bien empapadas, sacamos, rebozamos con el huevo batido y freímos en abundante aceite. Cuidado con la temperatura de este que se nos pueden quemar por fuera y quedar sin hacer por dentro.
  • Sacamos y colocamos sobre papel absorbente para que escurra todo el exceso de aceite.En un cazo ponemos a fuego medio el agua y la miel y dejamos que se disuelva hasta formar un jarabe. Una vez que lo tengamos listo el jarabe, regamos las torrijas previamente colocadas en una fuente y servimos.
Torrijas caseras
 
Tiempo de preparación
Tiempo de cocinado
Tiempo total
 
Autor:
Tipo de receta: Dulces tradicionales
Tipo de cocina: Española
Ingredientes
  • 1 barra de pan del día anterior
  • 500ml de leche
  • 1 palo de canela
  • 2 huevos
  • 100gr de azúcar
  • 5 cucharadas de miel
  • 100ml de agua
  • Aceite de oliva virgen extra
Instrucciones
  1. Cortamos el pan en rebanadas no muy finas.
  2. Calentamos la leche con la canela y el azúcar y dejamos reposar un rato hasta que se enfríe.
  3. Una vez fría la leche, mojamos las rebanadas de pan en esta hasta que estén bien empapadas, sacamos, rebozamos con el huevo batido y freímos en abundante aceite. Cuidado con la temperatura de este que se nos pueden quemar por fuera y quedar sin hacer por dentro.
  4. Sacamos y colocamos sobre papel absorbente para que escurra todo el exceso de aceite.En un cazo ponemos a fuego medio el agua y la miel y dejamos que se disuelva hasta formar un jarabe. Una vez que lo tengamos listo el jarabe, regamos las torrijas previamente colocadas en una fuente y servimos.
 

Feliz semana♥︎

Quieres compartir ? Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Pin on PinterestPrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puntuación de la receta:  

Comentarios

  1. marga (per anar fent gana) dice

    hum Raquel que hermosura nos traes , me encantan aun que no las suelo hacer mi madre en casa siempre las hacia y la verdad a mi no me quedan tan buenas aver si me animo a probar las tuyas aquí se comen con arrope o azúcar también con miel que delicia de fotos hija !!!

  2. dice

    gracias Virginia encantada, tu yaya debia de ser como la mia cordobesas guays, esa receta tambien la conozco, pero siempre me decanto por esta porque me gusta mas con miel aunque lo de la leche si que lo voy a hacer, gracias y besos

  3. Anonymous dice

    Hola Raquel! Tienen muy buena pinta tus torrijas…
    Mi yaya, tambien Cordobesa, hacía unas torrijas increibles cuya receta hemos heredado.
    Las diferencias con las tuyas son:
    La leche se cuece antes con azúcar, canela y la corteza de un limón. Y se deja templar antes de empapar las rebanadas de pan en ella.
    Otra diferencia es que no echaba miel, sino que recién sacadas de la sartén, las ponía en una fuente y las echaba mucho azucar y un poco de canela por encima. Esta mezcla se derrite y se hace, solita, un almibar exquisito.
    probaré tu receta y te animo a que pruebes tu también esta. Un abrazo
    VIRGINIA

  4. dice

    Gracias me encanta que os gusten , la verdad es que repetire pronto porque cada vez que veo las fotos me comeria una. Tremendita ahora paso por tu blog, me alegra ver que tragaldabas es una palabra tan usada siempre hace ilusion, besitos

  5. dice

    Hola Raquel: que pedazo de torrijas hija mia, esas las hacia mi madre para semana santa, yo soy de Jaen y alli tambien se hacen muy buenas . Desde hoy seguidora tuya, tienes un blog precioso y unas recetas de lujo.
    Te invito a que visites mi blog que yo tambien hagolas cosas con y sin thermomix, mayoritariamente es de cocina y punto de cruz y de todo un poco.
    Ah mi madre tambien me decia tragaldabas.
    Un saludito.

    http://tremendita-tremendita.blogspot.com/

  6. dice

    La verdad es que me siento muy AAndaluza y Cordobesa por los 4 costados asi que teniendo la posibilidad que me da el blog intentare dar a conocer platos a los que personas de otras ciudades no pueden llegar. Mi tierra tiene una gastronomia excelente de la que seguro muchos no conocen estoy encantada de poder llegar a los demas un poquito de mi tierra.
    Gracias.