Albóndigas en Salsa

Hoy una receta para mojar pan, albóndigas caseras en salsa. ¿Te gustan verdad? Si es que no hay nada como un plato de esos que casi te hacen llorar, una buena carne, unas frescas verduras y mucho amor es lo necesario para que esta receta sea perfecta. Bueno esta y todas las recetas del mundo, serán perfectas si combinamos buena materia prima y mucho love.

Y como siempre me encanta investigar cosas sobre las recetas que os traigo os cuento lo que he encontrado acerca de las albóndigas.

albondigas caseras en salsa con patatas

El origen del término “albóndiga” es árabe y se traduce “al-bunduqa” su significado es evidente “bola”. Los árabes, a través de España, enseñaron a los europeos a preparar este guiso y también lo extendieron vía oriente hacia Asia. Esto hace que haya recetas de albóndigas por todo el mundo, cada una diferente a la otra y a cuál más rica. Entre los diferentes tipos de albóndigas que existen según cada cultura están, las albóndigas españolas.

Estas fueron introducidas por los árabes, se elaboran a partir de carne de ternera o cerdo, o combinación de ambas, como ingredientes básicos: huevo, ajo, perejil y pan rallado. Se suelen freír ligeramente y se acaban de hacer en una salsa elaborada con verduras varias, cebolla, ajos, tomate, harina, vino blanco y especias. Las albóndigas de pescado (por ejemplo de bacalao) son también muy populares, y se acompañan con gran variedad de salsas. En casa nos encantan tambien las albóndigas de choco, en cuanto pueda os hago la receta.

Además de nuestras famosas albóndigas en salsa encontramos las albóndigas argentinas, chilenas, brasileñas, finlandesas, noruegas y como no las famosísimas albondigas suecas denominadas köttbullar, que Ikea ha puesto tan de moda. Cada una de ellas tienen su particular elaboración, cuya base es la misma la carne picada aunque con diferentes aderezos y variadas salsas y maneras de presentarlas.

como hacer albondigas caseras en salsa

Una bolita de carne tan pequeña y tan famosa en el mundo entero. Ah y por cierto podemos decir almóndiga, aunque mira que me cuesta trabajo. La Real Academia Española tiene registrada almóndiga desde la primera edición del Diccionario (1726), e incluso en algunas ediciones también ha registrado almondiguilla, normalmente se ha considerado un vulgarismo por albóndiga. La 23.ª edición del DRAE, del 2014, ha enmendado este artículo para añadir la marca de desusado y de vulgarismo.

Albondigas de carne caseras en salsa

Esta receta como la mayoría de las que hago, son fáciles y económicas . Además de hacerlas en esta salsa de verduras las albondigas están para chuparse los dedos con un buen tomate frito casero, una vez listo nuestro tomate añadimos las albóndigas y dejamos cocer unos minutos, pruébalas porque son otra opción perfecta. En casa las solemos tomar con salsa, aunque en casa de mi madre se hacen con la antigua receta de mi abuela, albóndigas en caldo amarillo, así las llamaba mi abuela Paula, y así  las llamamos todos sus nietos. Están exquisitas, mi madre las hace añadiendo arroz a la sopa, y siempre les salen igual de buenas.

El arroz es un acompañamiento perfecto para las albóndigas en salsa, y si ya quieres tirar la casa por la ventana unas buenas patatas fritas o unas verduras al vapor o al horno como guarnición será la bomba.  Como veis la receta de esta semana es una opción perfecta para comidas y cenas, tanto como para niños, que son perfectas, porque así es una buena forma de tomar carne y verduras, como para adultos, los cuales disfrutamos igual que los niños de este tipo de recetas.

albondigas caseras en salsa facil

Espero que disfrutéis de esta receta , porque más rica no puede estar. Ah y que no se os olvide el pan para mojar.

Ingredientes para las albondigas caseras en salsa

Para las albóndigas:

  • 1kg de carne picada, mezcla de cerdo y ternera
  • 3 huevos
  • 100gr de pan rallado
  • 2 dientes de ajo
  • 150ml de leche
  • Harina
  • Perejil fresco
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Para la salsa

  • Aceite de oliva virgen extra
  • 2 cebollas grandes
  • 1 puerro
  • 3 zanahorias
  • 3 dientes de ajo
  • 100ml de coñac
  • 500ml de agua o caldo de carne
  • Sal
  • Pimienta molida

Elaboración de la receta:

  1. Ponemos en un mortero los ajos pelados, un puñado de hojas de perejil fresco y una cucharada de aceite de oliva. Machacamos todo hasta tener una pasta.
  2. En un bol amplio mezclamos la carne picada, el pan rallado, la leche, los huevos, la sal y el majado de ajo y perejil. Con ayuda de las manos o una cuchara de madera mezclamos todo bien y dejamos macerar una media hora.
  3. Precalentamos el horno a 200º.
  4. Comenzamos a formar las albóndigas. Para que te sea más fácil, te recomiendo que te pongas unas gotas de aceite de oliva en las manos, esto hará que no se te pegue la masa. Daremos a nuestras albóndigas el tamaño que más nos guste, lo ideal es no hacerlas demasiado grandes, para que sean de bocado.
  5. Una vez formadas nuestras albóndigas, rebozamos en harina, tamizamos bien para que no quede en exceso y vamos colocando en una bandeja apta para horno.
  6. Horneamos unos 10 minutos, sacamos y reservamos.
  7. Para nuestra salsa troceamos nuestra verdura.
  8. Cubrimos el fondo de nuestra cacerola de aceite de oliva y calentamos. Añadimos toda la verdura troceada y dejamos pochar, debe quedar todo doradito sin quemarse (esto hay que hacerlo a fuego medio-bajo) el secreto del sabor de la salsa está aquí.
  9. Incorporamos el coñac, removemos y dejamos que se evapore el alcohol.
  10. A continuación ponemos nuestras albóndigas en la cacerola, mezclamos bien con el sofrito y cubrimos de agua o si lo prefieres de caldo de carne (este último dará más sabor a la salsa). Añadimos un poco de sal y pimienta molida.
  11. Bajaremos el fuego y dejaremos cocer unos 10 minutos o hasta que la salsa haya reducido.
  12. Servimos y a disfrutarlas.

Sugerencias:

  • Si lo prefieres puedes sustituir la carne de cerdo y ternera por pollo y pavo. O hacer la combinación que más te guste, cordero solo, pollo, pavo, estarán deliciosas.
  • Ten paciencia con el sofrito de la verdura, es el paso más importante ya que es la base del sabor.
  • En vez de coñac puedes poner vino blanco o incluso tinto, no problem.
  • Si la salsa te gusta más fina una vez listo el sofrito puedes triturarlo.
  • Si fríes unas patatas o lo acompañas de arroz tu familia te hará la ola.
  • He horneado las albondigas para evitar el exceso de aceite al freírlas, quedan riquísimas y así quedan más ligeras.
Albóndigas en Salsa
 
Tiempo de preparación
Tiempo de cocinado
Tiempo total
 
Autor:
Tipo de receta: Tradicional
Tipo de cocina: Española
Ingredientes
  • Para las albóndigas:
  • 1kg de carne picada, mezcla de cerdo y ternera
  • 3 huevos
  • 100gr de pan rallado
  • 2 dientes de ajo
  • 150ml de leche
  • Harina
  • Perejil fresco
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Para la salsa
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 2 cebollas grandes
  • 1 puerro
  • 3 zanahorias
  • 3 dientes de ajo
  • 100ml de coñac
  • 500ml de agua o caldo de carne
  • Sal
  • Pimienta molida
Instrucciones
  1. Ponemos en un mortero los ajos pelados, un puñado de hojas de perejil fresco y una cucharada de aceite de oliva. Machacamos todo hasta tener una pasta.
  2. En un bol amplio mezclamos la carne picada, el pan rallado, la leche, los huevos, la sal y el majado de ajo y perejil. Con ayuda de las manos o una cuchara de madera mezclamos todo bien y dejamos macerar una media hora.
  3. Precalentamos el horno a 200º.
  4. Comenzamos a formar las albóndigas. Para que te sea más fácil, te recomiendo que te pongas unas gotas de aceite de oliva en las manos, esto hará que no se te pegue la masa. Daremos a nuestras albóndigas el tamaño que más nos guste, lo ideal es no hacerlas demasiado grandes, para que sean de bocado.
  5. Una vez formadas nuestras albóndigas, rebozamos en harina, tamizamos bien para que no quede en exceso y vamos colocando en una bandeja apta para horno.
  6. Horneamos unos 10 minutos, sacamos y reservamos.
  7. Para nuestra salsa troceamos nuestra verdura.
  8. Cubrimos el fondo de nuestra cacerola de aceite de oliva y calentamos. Añadimos toda la verdura troceada y dejamos pochar, debe quedar todo doradito sin quemarse (esto hay que hacerlo a fuego medio-bajo) el secreto del sabor de la salsa está aquí.
  9. Incorporamos el coñac, removemos y dejamos que se evapore el alcohol.
  10. A continuación ponemos nuestras albóndigas en la cacerola, mezclamos bien con el sofrito y cubrimos de agua o si lo prefieres de caldo de carne (este último dará más sabor a la salsa). Añadimos un poco de sal y pimienta molida.
  11. Bajaremos el fuego y dejaremos cocer unos 10 minutos o hasta que la salsa haya reducido.
  12. Servimos y a disfrutarlas.
Notas
- Si lo prefieres puedes sustituir la carne de cerdo y ternera por pollo y pavo. O hacer la combinación que más te guste, cordero solo, pollo, pavo, estarán deliciosas.
- Ten paciencia con el sofrito de la verdura, es el paso más importante ya que es la base del sabor.
- En vez de coñac puedes poner vino blanco o incluso tinto, no problem.
- Si la salsa te gusta más fina una vez listo el sofrito puedes triturarlo.
- Si fríes unas patatas o lo acompañas de arroz tu familia te hará la ola.
- He horneado las albondigas para evitar el exceso de aceite al freírlas, quedan riquísimas y así quedan más ligeras.
 

 

Quieres compartir ? Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Pin on PinterestPrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puntuación de la receta:  

Comentarios

  1. dice

    Raquel,

    Si supiérais lo bien que se está por aquí arriba. En Logroño hace una temperatura estupenda, hasta un pelín de frío. ¡Qué gusto después del calorazo de ayer!

    Me encanta tu salsita para las albóndigas, nunca la he probado así. Me quedo con la copla para la próxima vez.

    Un besito,

    Sacer