Cardos con almejas

La receta que hoy te traigo Cardos con almejas, me trae unos recuerdos increíbles. Mi yaya, los solía cocinar cuando llegaban estas fechas y a mis padres les encantaba, todo lo contrario que a mí y a mis hermanos, no nos gustaba nada este tipo de recetas.

La verdad que mis hermanos y yo éramos pequeños cuando se hacían, los tres poníamos cara de asquito al ver como ellos se los tomaban. ¡¡Pero que tontos éramos¡¡. Porque cuando descubrimos el sabor del plato, no hemos vuelto a dejar de comerlos.

receta de cardo con almejas

Es cierto, que este tipo de platos tendemos a no dárselos a nuestros hijos y ellos mismos son los que los rechazan, imagino que el verde es el color más odiado por todos los infantes, pero conforme vamos creciendo entendemos que el verde no es tan malo como parece, mira el hombre masa Hulk, verde y no era tan malo jajaja. Recetas como las alcachofas con jamón, potaje de garbanzos con espinacas o unos pimientos asados resultan difíciles de comer cuando eres niño y lo que nos gustan una vez somos grandecitos.

Recuerdo a mi abuela en la cocina sentada con los cardos frescos en la mano limpiándolos, menudo tostón, ella lo hacía encantada porque también es verdad que antes no teníamos la posibilidad de comprar este tipo de producto envasado y con tanta calidad como los que yo he usado hoy, los cardos de Gvtarra, siempre tengo en la despensa botes. Seguramente ella lo hubiera agradecido porque los cardos no son un ingrediente rápido de limpiar, para que queden perfectos se necesita un ratito largo y hoy en día el tiempo es escaso, o no?

Como hacer cardos con almejas

Receta de cardos con almejas

El cardo es el nombre vernáculo que reciben distintas especies de plantas, que se caracterizan, por la presencia de espinas en las hojas o en el tallo. Es un miembro de las asteráceas, similar al de las alcachofas o alcaucil, de la que a veces se considera subespecie. Los cardos al igual que las alcachofas, constituyen un alimento ideal para la salud del hígado y de la vesícula. Ambos son muy ricos en cinarina, es decir produce bilis para el hígado. La cinarina se aplica como suplemento para el tratamiento del colesterol, resultando un método alternativo a los fármacos. También ayudan a combatir la retención de líquidos. Su riqueza en ácidos, convierte a este alimento en uno de los principales recursos para evitar esa retención de líquidos.

Pero lo mejor de lo mejor es que se utilizan para adelgazar, ya que este alimento posee muy pocas calorías y un porcentaje muy alto de agua, superior a las alcachofas. Al mismo tiempo son super depurativos, evitan el estreñimiento, algo muy usual hoy en día y ayuda al control de la diabetes. Los cardos constituyen un alimento muy interesante por su alto contenido en calcio, bueno también para nuestros huesos, sobre todo para las que ya pasamos de los cuarenta.

receta casera cardos con almejas

Existen muchísimas recetas de cardos, todas ellas a cuál más rica, pero una de mis favoritas es esta la de cardo con almejas. Me trae muy buenos recuerdos y además están tan ricos. Las almejas es uno de los ingredientes que acompañan este maravilloso plato, estas hacen que sea mucho más apetecible y le dan ese sabor amar que caracteriza a los moluscos. Es cierto que le hemos añadido un poquito de pan tostado con ajito, eso no la hace tan light, pero le da ese toque tan característico que hace tan exquisita esta receta. Muchos suelen espesar la salsa con harina pero a mí me gusta espesarla con el pan frito y los ajos, creo que la hace diferente y por supuesto el sabor es perfecto. Las almendras también podrían estar incluidas en esta receta, aunque no las he usado se le pueden añadir a la salsa.

cardos guisados con almejas

No dudéis esta navidad en hacer esta receta cuando tengáis invitados en casa, es fácil y muy rápida. No olvides acompañarla con un buen vino blanco, da igual que sea espumoso, afrutado, verdejo……con cualquiera de ellos maridará a la perfección. Espero que lo disfrutéis.

Ingredientes para los cardos con almejas

  • 10 dientes de ajo
  • 1kg de cardos Gvtarra
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1kg de almejas
  • Pan
  • Sal
  • Pimienta
  • Caldo de verduras

Elaboración de la receta

  1. Tendremos las almejas en remojo unas horas para que vayan soltando la posible tierra e impurezas. Le cambiamos el agua de vez en cuando.
  2. En una sartén o cazo freímos los ajos, cuidado que no se te quemen. Ponlos a fuego medio bajo para que se hagan bien y no queden demasiado tostados por fuera y crudos por dentro. Una vez listos sacamos y reservamos.
  3. Cortamos tres rebanadas de una barra del día anterior y freímos en abundante aceite, al igual que los ajos hazlo a fuego bajo para que se haga bien por fuera y por dentro. Sacamos y reservamos.
  4. En un mortero ponemos el pan, los ajos fritos y machacamos hasta tener una masa homogénea.
  5. En otra sartén o cazo ponemos las almejas limpias con un poquito de agua, tapamos y dejamos que se abran. Una vez que las tengamos abiertas todas (desechamos las cerradas) sacamos y reservamos al igual que el agua de la cocción. La colamos para quitar la arena y reservamos.
  6. En el cazo que hemos frito el pan y los ajos, dejamos un poquito aceite, como dos o tres cucharadas y retiramos el resto. Incorporamos el majado del pan y ajos, los cardos, las almejas y cubrimos con el caldo de verduras. Salpimentamos y dejamos cocer unos 10 minutos para que los sabores se mezclen.
  7. Servimos y decoramos con perejil fresco picado.
  8. Este tipo de guisos está mucho mejor si lo comemos de un día para otro, estará más asentado. Además es perfecto porque tendremos el plato listo nada más que calentar y servir.
Cardos con almejas
 
Tiempo de preparación
Tiempo de cocinado
Tiempo total
 
Autor:
Tipo de cocina: Tradicional
Ingredientes
  • 10 dientes de ajo
  • 1kg de cardos Gvtarra
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1kg de almejas
  • Pan
  • Sal
  • Pimienta
  • Caldo de verduras
Instrucciones
  1. Tendremos las almejas en remojo unas horas para que vayan soltando la posible tierra e impurezas. Le cambiamos el agua de vez en cuando.
  2. En una sartén o cazo freímos los ajos, cuidado que no se te quemen. Ponlos a fuego medio bajo para que se hagan bien y no queden demasiado tostados por fuera y crudos por dentro. Una vez listos sacamos y reservamos.
  3. Cortamos tres rebanadas de una barra del día anterior y freímos en abundante aceite, al igual que los ajos hazlo a fuego bajo para que se haga bien por fuera y por dentro. Sacamos y reservamos.
  4. En un mortero ponemos el pan, los ajos fritos y machacamos hasta tener una masa homogénea.
  5. En otra sartén o cazo ponemos las almejas limpias con un poquito de agua, tapamos y dejamos que se abran. Una vez que las tengamos abiertas todas (desechamos las cerradas) sacamos y reservamos al igual que el agua de la cocción. La colamos para quitar la arena y reservamos.
  6. En el cazo que hemos frito el pan y los ajos, dejamos un poquito aceite, como dos o tres cucharadas y retiramos el resto. Incorporamos el majado del pan y ajos, los cardos, las almejas y cubrimos con el caldo de verduras. Salpimentamos y dejamos cocer unos 10 minutos para que los sabores se mezclen.
  7. Servimos y decoramos con perejil fresco picado.
  8. Este tipo de guisos está mucho mejor si lo comemos de un día para otro, estará más asentado. Además es perfecto porque tendremos el plato listo nada más que calentar y servir.
 

Quieres compartir ? Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Pin on PinterestPrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puntuación de la receta: