Potaje de garbanzos con espinacas

Nada más popular en estas fechas que los potajes, la receta que hoy os traigo como la mayoría de mi recetario son recetas muy tradicionales y este potaje de garbanzos con espinacas imagino que os suena y mucho. Hay muchas recetas de este potaje y yo soy conocedora de algunas pero me decidí por esta porque además de ser muy parecida a la que siempre se ha hecho en casa mi amiga Eva tenía ganas que la probara así que por supuesto que acepté su receta y así aumentaba mi recetario.

Potaje de garbanzos con espinacas

Receta de potaje de garbanzos con espinacas

La Pascua tiene mucha relación con el calendario agrícola y el tiempo de renovación de la tierra. Para calcular su celebración se toman en cuenta el sol y la luna (sol de primavera y luna llena). En ese sentido, se debe buscar el primer domingo posterior a la primera luna llena de primavera septentrional (Hemisferio Norte). Una vez encontrada la Pascua, se cuentan cuarenta días antes para fijar el primer día de la cuaresma, es decir, el correspondiente al llamado “miércoles de ceniza”.

En esta época la austeridad en la comida se manifiesta en los platos y en los ingredientes utilizados, escasez de carne porque así requería la tradición que lo consideraba un alimento de lujo. En España podemos ver una gran variedad de platos típicos, cada rincón tiene el suyo y aunque en muchos coinciden los ingredientes la manera de presentarlos son totalmente diferentes, la cultura gastronómica de nuestro país es variada y de una riqueza extrema.

Potaje de garbanzos y espinacas

Es muy tradicional en el norte de España las sopas de ajo, con sus trozos de pan duro  y  grandes cantidades de pimentón que hace recordar la carne. El potaje de vigilia que es una variedad de potaje realizado con bacalao en salazón, aquí estaría incluido el potaje de garbanzos con espinacas que hoy os traigo.El bacalao en salazón se puede decir que es el pescado protagonista en la Semana Santa en España, lo podemos ver presentado en buñuelos, en croquetas, en tortillitas, todos ellos son ejemplos de uso de este pescado.

Al igual que el bacalao, los escabeches son muy populares, además era una de las mejores maneras de conservar los alimentos durante un largo período de tiempo. Unas recetas que os puede gustar para estas fechas son estas codornices en escabeche y como lo de comer carne ya no es un lujo hoy en día está permitido, el ayuno lo podemos realizar de otras muchas maneras. Al igual que esta quiche de espinacas y bacalao que esta misma semana vuelvo a hacerla.

La repostería cobra especial importancia en esta época, quién no ha probado las famosas torrijas caseras, elaboradas con pan y cuyas recetas varían y mucho dependiendo de dónde las comas, con vino, con leche, con chocolate. Las torrijas se elaboran con restos de pan y se fríen tras remojarse en leche para ser servidas calientes. Son populares en algunas zonas del sur los pestiños. En Cataluña son muy famosas las Monas de Pascua, en Valencia las denominadas Longanizas de Pascua y las Monas (bollos con huevos cocidos), o los  Hornazos , los dulces más típicos de la Semana Santa de Úbeda, junto a los “Puritos Americanos”.

Seguro que todos tenéis recetas para estas fechas, todos recordamos a nuestras abuelas o madres en la cocina preparando lo más típico y es que no hay nada como volver la vista atrás para darnos cuenta que las tradiciones pasan de unos a otros sin perderse, aunque cada uno le de su toque personal. El potaje de garbanzos con espinacas es uno de esos platos que en todas las casas se ha comido, una receta que tiene variantes tanto por su elaboración como por sus ingredientes ya que a este potaje se le puede añadir el bacalao tan presente en la Cuaresma.

Potaje de vigilia

Ingredientes para el potaje de garbanzos con espinacas:

  • 400gr. garbanzos secos
  • 300gr. espinacas frescas
  • 5-6 dientes de ajos
  • 2 cebollas grandecitas
  • 1 tomate maduro
  • Laurel
  • Sal
  • Pimentón dulce
  • Pimentón picante
  • 1 cucharadita de comino triturado
  • Azafrán
  • Aceite de oliva virgen extra

Elaboración de la receta:

El día anterior ponemos los garbanzos en remojo, deben de estar entre 10-12 horas mínimo.

  • Una vez blandos los garbanzos, lavamos en abundante agua, los ponemos en la olla rápida con un litro de agua aproximadamente, sal, dos dientes de ajos y el laurel. Dejamos unos 10-15 minutos dependiendo de la olla y de los garbanzos.
  • Mientras se hacen los garbanzos aprovechamos para hacer el sofrito. Cortamos muy finita la cebolla al igual que los ajos y lo ponemos a pochar en una sartén con abundante aceite de oliva. Este paso es uno de los más importantes si queremos que nuestro potaje tenga bastante sabor, el sofrito debe ser hecho con paciencia y a fuego muy lento para que la cebolla se poche bien, quede doradita y tierna. A medio proceso incorporamos el tomate picado y dejamos que se sofría bien junto con la cebolla.
  • Lavamos bien las espinacas para quitarle todo resto de tierra y cocemos en abundante agua hasta que estén tiernas. Lo hago así porque las espinacas amargan un poco, de esta forma evitaremos el exceso de amargor en nuestro potaje. Escurrimos bien y añadimos al sofrito de cebolla y tomate, rehogamos durante unos minutos. Para finalizar añadimos el pimentón picante, el pimentón dulce y el comino, rehogamos unos segundos y apartamos del fuego.
  • Una vez acabada la cocción de los garbanzos, sacamos algo de agua si vemos que tiene demasiada e incorporamos el sofrito, comprobamos el punto de sal y rectificamos si fuera necesario. Dejamos cocer algunos minutos y listo.

Consejos:

  1. Si quieres ahorrar tiempo puedes usar garbanzos ya cocidos el proceso sería el mismo saltándote el principio de la elaboración. Lávalos muy bien para quitar todo el sabor de los conservantes y la gelatina que los recubre.
  2. No cuezas las espinacas o las introduzcas directamente en el sofrito si antes cocerlas aparte, estas darán demasiado amargor a no ser que te guste ese toque en tu plato.
  3. Las espinacas puedes usarlas también congeladas.
  4. El bacalao es un ingrediente que le va fenomenal a este guiso así que no dudes en incorporarlo ya desalado y en pequeños trocitos en la cocción final, este no necesita mucho tiempo para hacerse.
  5. Si quieres que el caldilto de tu potaje quede algo más trabado o espeso, puedes freír en un poco de aceite una rebanada de pan, machacarlo en el mortero y añadírselo al final, además de espesarlo le dará un toque de sabor perfecto.
  6. Si quieres hacerlo de la manera más tradicional la cocción de los garbanzos necesitará al menos entre 1 hora u hora y media, la elaboración será misma pero necesitará bastante más tiempo.

 

4.9 from 11 reviews
Potaje de garbanzos con espinacas
 
Tiempo de preparación
Tiempo de cocinado
Tiempo total
 
Autor:
Tipo de receta: Salada
Tipo de cocina: Española
Ingredientes
  • 400gr de garbanzos secos
  • 300gr de espinacas frescas5-6 dientes de ajos
  • 2 cebollas
  • 1 tomate
  • Laurel
  • Sal
  • Pimentón dulce
  • Pimentón picante
  • 1 cucharadita de comino
  • Azafrán
  • Aceite de oliva virgen extra
Instrucciones
  1. El día anterior ponemos los garbanzos en remojo, deben de estar entre 10-12 horas mínimo.
  2. Una vez blandos los garbanzos, lavamos en abundante agua, los ponemos en la olla rápida con un litro de agua aproximadamente, sal, dos dientes de ajos y el laurel. Dejamos unos 10-15 minutos dependiendo de la olla y de los garbanzos.
  3. Mientras se hacen los garbanzos aprovechamos para hacer el sofrito. Cortamos muy finita la cebolla al igual que los ajos y lo ponemos a pochar en una sartén con abundante aceite de oliva. Este paso es uno de los más importantes si queremos que nuestro potaje tenga bastante sabor, el sofrito debe ser hecho con paciencia y a fuego muy lento para que la cebolla se poche bien, quede doradita y tierna. A medio proceso incorporamos el tomate picado y dejamos que se sofría bien junto con la cebolla.
  4. Lavamos bien las espinacas para quitarle todo resto de tierra y cocemos en abundante agua hasta que estén tiernas. Lo hago así porque las espinacas amargan un poco, de esta forma evitaremos el exceso de amargor en nuestro potaje. Escurrimos bien y añadimos al sofrito de cebolla y tomate, rehogamos durante unos minutos. Para finalizar añadimos el pimentón picante, el pimentón dulce y el comino, rehogamos unos segundos y apartamos del fuego.
  5. Una vez acabada la cocción de los garbanzos, sacamos algo de agua si vemos que tiene demasiada e incorporamos el sofrito, comprobamos el punto de sal y rectificamos si fuera necesario. Dejamos cocer algunos minutos y listo.
Notas
Si quieres ahorrar tiempo puedes usar garbanzos ya cocidos el proceso sería el mismo saltándote el principio de la elaboración. Lávalos muy bien para quitar todo el sabor de los conservantes y la gelatina que los recubre.
No cuezas las espinacas o las introduzcas directamente en el sofrito si antes cocerlas aparte, estas darán demasiado amargor a no ser que te guste ese toque en tu plato.
Las espinacas puedes usarlas también congeladas.
El bacalao es un ingrediente que le va fenomenal a este guiso así que no dudes en incorporarlo ya desalado y en pequeños trocitos en la cocción final, este no necesita mucho tiempo para hacerse.
Si quieres que el caldilto de tu potaje quede algo más trabado o espeso, puedes freír en un poco de aceite una rebanada de pan, machacarlo en el mortero y añadírselo al final, además de espesarlo le dará un toque de sabor perfecto.
Si quieres hacerlo de la manera más tradicional la cocción de los garbanzos necesitará al menos entre 1 hora u hora y media, la elaboración será misma pero necesitará bastante más tiempo.

Feliz semana♥︎

Quieres compartir ? Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Pin on PinterestPrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puntuación de la receta:  

Comentarios

    • dice

      Pues lo que tienes que hacer es hacerlos como se hacían antiguamente al chup-chup, tardarás más pero el resultado será fantástico. Ponlo en una cacerola grande, sigue los mismos pasos y deja cocer hasta que los garbanzos estén tiernos.

  1. María Belén Cisneros dice

    Me encanta como describes la forma de hacerlo y la receta. Tengo que confesar que de pequeña no me gustaban los potajes y ahora que los tengo que hacer este me recuerda como lo hacía mi madre y me ha removido muchas cosas. Gracias por esta estupenda receta.

    • dice

      Si los hacer con garbanzos de bote solo tendrás que añadir el fumet con eso será suficiente, lo del caldo en los garbanzos secos es porque le da un gusto rico y así se aprovecha un poco del sabor.

  2. Nuria Alvarez dice

    Hola¡ me declaro fan de tu blog y tus fotos. Son una preciosidad. Ayer hice mi primer potaje de Garbanzos con espinacas siguiendo tu receta, pero me quedé con el Azafrán en la mano, porque no supe en que momento tenía que echarlo. ¿en que paso se añade ?

    Mil gracias`

  3. Susana Gómez dice

    Con esta receta tan fácil nos lo has puesto muy sencillo. Tiene una pinta estupenda… Yo que estoy acostumbrada a tomarlo con bacalao, está me ha convencido por completo!!! En mi casa no son mucho de bacalao, siempre se lo dejan!!! jejejeje me la apunto!!

    Preciosas fotos, me sentaba a esa mesa ya mismo a disfrutar del plato!!

    Susana de DP

    • dice

      Susana en casa pasa lo mismo, el potaje de garbanzos les encanta pero si añado el bacalao la cosa cambia, aunque a mí me encanta, mi abuela siempre lo preparaba con este ingrediente tan de Semana Santa. Besotes guapa.