Pastel de queso japonés

Las redes sociales se han convertido en el mejor lugar para encontrar todo sobre aquello que más te guste o tengas interés. No hace mucho compartí un vídeo en mi fan page de facebook, al cuál muchos me pedían la receta en español. El pastel de queso japonés se hizo viral, un pastel de lo más sencillo y al que pronto le salieron admiradores hasta debajo de las piedras.

Receta del pastel de queso japonés

Pastel de queso japonés

El pastel de queso japonés, es un pastel muy sencillo de elaborar y con unos ingredientes muy básicos. Esta tarta de queso es muy diferente a todas los que he probado y tengo que decir, lo más asombroso es su esponjosidad, es increíble lo suavito que es, nunca había elaborado una receta con esta esponjosidad.

Este es un ejemplo de una tarta de queso de las que no necesitan horno, pero el pastel de queso japonés nada se parece a estas. Lo mejor es que aunque el segundo día no está al 100% te aseguro que está perfecto, ya sabes que los bizcochos son mejor consumirlo en el día, pocos aguantan más de esto, me refiero a que no mantienen la esponjosidad y se resecan.

Los bizcochos son especialmente queridos en casa, tenemos una pasión por ella desmedida, son perfectos para desayunos, meriendas, antes de irte a la cama  con un vasito de leche caliente, la verdad que cualquier momento es perfecto para tomarlo. En el blog tengo bastantes recetas de bizcochos: bizcocho de yogur de limón, en el verás algunos trucos para que un bizcocho te salga perfecto, bizcocho tradicional, bizcocho de limón una verdadera locura ya que el sabor cítrico le aporta ese gustito tan rico. Y luego unos que me encantan que son los mug cakes, bizcochos elaborados en el microondas que tendrás listos en 5 minutos, ¿quién puede resistirse a ello? En formato dulce como este mug cake de nutella. No te quedes sin probarlos porque sin duda son ideales para disfrutar de ellos de una manera saludable sin prescindir de un bocado dulce.

Pastel de queso japonés

El pastel de queso japonés tiene algunas diferencias de la clásica tarta de queso que la hace especial:

  • La esponjosidad es su punto fuerte, parece una nube. Nada que ver con las tartas de queso clásica bastantes más compactas.
  • El merengue, uno de sus ingredientes hace que la masa esté más aireada, le da ese toque tan peculiar.
  • Es un pastel muy delicado por esto tendremos que seguir la receta al pie de la letra.
  • El sabor te tengo que advertir que no es para nada parecido a las tartas de queso habituales, es algo más insulso por esto yo la acompañé con el azúcar glass, bastante por cierto y las grosellas, aportando ese toque ácido.
  • Su textura es más tipo soufle que bizcocho, pero bueno de igual modo merece la pena probarla porque en verdad no es el tipo de textura a la que estemos acostumbrados en este tipo de pasteles y a mí me encanta.

Pastel de queso japonés

Este pastel de queso japonés ha sido la revolución y no podía dejar de hacerlo porque quería comprobar si de verdad se conseguía esa textura y esponjosidad que tanto me llamó la atención, seguro que a ti también ¿verdad?. Hay dos recetas diferentes de este pastel una de ellas que solo tiene tres ingredientes y que la vi demasiado fácil y esta, por la que me decidí. Ya que me pongo hago la más completita, el resultado como veis es perfecto, nos ha encantado a todos aunque algunos son partidarios de la tarta de queso que suelo hacer siempre, los hay más golosos en casa.

Pastel de queso japonés

Ingredientes para el pastel de queso japonés

  • 250 gr de queso crema
  • 50 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 20 gr de maicena
  • 60 gr de harina de repostería
  • 1/4 tsp cremor tártaro (la medida corresponde a las cucharitas medidoras , equivale a 1,25gr)
  • 1/4 tsp sal (o 1,25 gr)
  • 140 gr de azúcar
  • 6 huevos
  • 100 ml de leche
  • 15 ml de zumo de limón
  • Grosellas

Elaboración de la receta

  1. En un bol apto para el calor mezclamos el queso, la mantequilla y la leche.
  2. Ponemos al baño maría, removemos hasta conseguir que no tenga grumos y quede todo integrado.
  3. Separamos las claras de las yemas.
  4. Tamizamos la harina sobre la mezcla anterior del queso y mezclamos.
  5. Incluimos la maicena y la sal, con ayuda de una espátula mezclamos hasta integrar.
  6. Ahora añadimos las yemas y el zumo del limón, con movimientos no demasiado bruscos, mezclamos hasta tener una masa homogénea.
  7. Precalentamos el horno a 160º.
  8. Montamos las claras con ayuda de unas varillas o procesador de alimentos. Incorporamos el cremor tártaro una vez empiecen a montar.
  9. Seguimos montando las claras, vamos incorporando el azúcar en varias veces.
  10. Cuando nuestro merengue tenga picos firmes añadimos a la mezcla del queso en dos o tres veces, vamos integrándolo con movimientos envolventes para que no se nos baje.
  11. Una vez esté todo mezclado, forramos o engrasamos nuestro molde ( yo he usado uno de 24cm) vertemos la mezcla y damos algunos golpes sobre la encimera.
  12. Forramos la base de nuestro molde con papel plata. ( cuidado de poner bien el papel plata o corres el peligro que te entre agua dentro del molde).
  13. Ponemos agua caliente sobre una bandeja con la capacidad suficiente para que nos entre nuestro molde. Colocamos el molde sobre esta y horneamos durante 1hora y 10 minutos aproximadamente. Para mí este tiempo de horneado ha sido perfecto, ya sabes que depende cada horno.
  14. Una vez listo, sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.
  15. Desmoldamos y decoramos con azúcar glass y grosellas.

Sugerencias:

  • Te aconsejo que uses un molde desmoldable, este pastel es súper delicado y así evitarás que al desmoldarlo se te rompa.
  • Utiliza los ingredientes a temperatura ambiente.
  • Cualquier queso tipo crema te funcionará.
  • Consigue que tu merengue quede firme, e básico para conseguir la textura esponjosa.
  • Como ya te he comentado este pastel no es demasiado dulce, así que si quieres añade el azúcar glas o incluso puedes acompañarlo con alguna mermelada de frutas, helado o frutos rojos.
  • No abras el horno o cortarás la cocción.
  • Recuerda que el agua que pongas en la bandeja debe estar caliente.
  • El pastel tiende a bajar un poco cuando se enfría.
5.0 from 2 reviews
Pastel de queso japonés
 
Tiempo de preparación
Tiempo de cocinado
Tiempo total
 
Autor:
Tipo de receta: Tradicional
Ingredientes
  • 250 gr de queso crema
  • 50 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 20 gr de maicena
  • 60 gr de harina de repostería
  • ¼ tsp cremor tártaro (la medida corresponde a las cucharitas medidoras , equivale a 1,25gr)
  • ¼ tsp sal (o 1,25 gr)
  • 140 gr de azúcar
  • 6 huevos
  • 100 ml de leche
  • 15 ml de zumo de limón
  • Grosellas
Instrucciones
  1. En un bol apto para el calor mezclamos el queso, la mantequilla y la leche.
  2. Ponemos al baño maría, removemos hasta conseguir que no tenga grumos y quede todo integrado.
  3. Separamos las claras de las yemas.
  4. Tamizamos la harina sobre la mezcla anterior del queso y mezclamos.
  5. Incluimos la maicena y la sal, con ayuda de una espátula mezclamos hasta integrar.
  6. Ahora añadimos las yemas y el zumo del limón, con movimientos no demasiado bruscos, mezclamos hasta tener una masa homogénea.
  7. Precalentamos el horno a 160º.
  8. Montamos las claras con ayuda de unas varillas o procesador de alimentos. Incorporamos el cremor tártaro una vez empiecen a montar.
  9. Seguimos montando las claras, vamos incorporando el azúcar en varias veces.
  10. Cuando nuestro merengue tenga picos firmes añadimos a la mezcla del queso en dos o tres veces, vamos integrándolo con movimientos envolventes para que no se nos baje.
  11. Una vez esté todo mezclado, forramos o engrasamos nuestro molde ( yo he usado uno de 24cm) vertemos la mezcla y damos algunos golpes sobre la encimera.
  12. Forramos la base de nuestro molde con papel plata. ( cuidado de poner bien el papel plata o corres el peligro que te entre agua dentro del molde).
  13. Ponemos agua caliente sobre una bandeja con la capacidad suficiente para que nos entre nuestro molde. Colocamos el molde sobre esta y horneamos durante 1hora y 10 minutos aproximadamente. Para mí este tiempo de horneado ha sido perfecto, ya sabes que depende cada horno.
  14. Una vez listo, sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.
  15. Desmoldamos y decoramos con azúcar glass y grosellas.
Notas
- Te aconsejo que uses un molde desmoldable, este pastel es súper delicado y así evitarás que al desmoldarlo se te rompa.
- Utiliza los ingredientes a temperatura ambiente.
- Cualquier queso tipo crema te funcionará.
- Consigue que tu merengue quede firme, e básico para conseguir la textura esponjosa.
- Como ya te he comentado este pastel no es demasiado dulce, así que si quieres añade el azúcar glass o incluso puedes acompañarlo con alguna mermelada de frutas, helado o frutos rojos.
- No abras el horno o cortarás la cocción.
- Recuerda que el agua que pongas en la bandeja debe estar caliente.
- El pastel tiende a bajar un poco cuando se enfría.
 

Quieres compartir ? Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Pin on PinterestPrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puntuación de la receta:  

Comentarios

  1. Nuria dice

    Raquel, las fotografías de esta receta también la tienen publicadas en ese blog.

    pastypas.blogspot

    Una “presunta” caradura en toda regla.

    Besotes mi niña.

  2. zouhair fiorino najjar dice

    thank you for your nice recipes and photos… is it possible to have your recipes in English language, thank you

  3. Tina dice

    ¡Qué pinta! y qué esponjoso… este habrá que probarlo. Cuando estuve en Japón casi no comí dulces, me hinché a sushi y todos los pescados posibles que encontré por allí y no le hice mucho caso al dulce. Y como siempre las fotos son preciosas, gracias por enseñarnos cosas tan ricas

  4. Su (Suvelle Cuisine) dice

    Raquel, your photos are tremendously gorgeous – as is all your work! And I must say that this cake looks just a piece of heaven! Wonderful!
    Big kiss

  5. Suny Senabre dice

    Sencillamente espectacular Raquel !!! Me encantan los postres con queso y este está diciéndome cómeme, tomo nota de la receta.
    Las fotos preciosas!!!

    Un besito,

  6. Chez Silvia dice

    también lo he hecho y considero que es de los mejores que he comido, es diferente a una cheese cake pero muy muy suave y esponjosa, como una nube.

    Vaya fotos!!! un dia probaremos lo del azucar glass en el aire todo puede ser que acabemos como copito de nieve y un aspirador en mano jajajajjaja
    Besotes

  7. Mayte Garcilles Garcilles dice

    Te ha quedado espectacular… Todavía no lo he hecho y todo él mundo habláis maravillas de él, así que tendré que decidirme
    Besos guapetona

  8. keith gooderham dice

    So creative! The pictures of the red currents and the icing sugar sieving down on to the ahe are especially good. Thank you for the inspiration!