Pimientos asados al horno

Estoy en modo semi vacaciones pero no quería esta semana dejaros sin una receta por eso pensé que este tiempo tan primaveral que tenemos invita a unos delicioso pimientos asados al horno, no me digas que no te entran ganas de comprarlos cuando los ves tan exultantes en tufrutería, ese color tan rojo merece un digno plato y esta receta es una de la mejor forma de prepararlos.

Pimientos asados al horno

Asadillo de pimientos

Hay un plato muy típico en la Mancha, bueno uno de los más típicos, el asadillo de pimientos. Es una ensalada fría elaborada con los pimientos rojos asados, el asadillo  de pimientos puede llevar diversos ingredientes como huevo duro, comino, tomate asado, ajo esta ensalada es muy versátil y cada cuál puede hacerla a su gusto aunque en principio la ma típica es la que os he comentado hay opciones varias como incluir anchoas, caballa…. yo lo he probado y es perfecto.

Los pimientos rojos son ricos en licopeno, un pigmento natural que funciona como un fortísimo antioxidante, además contienen vitamina C, vitamina B6, vitamina A y magnesio. Los pimientos son los reyes de la fiesta y es que además de ser preciosos con ese color rojo intenso, los podemos presentar de tantas maneras, ensaladas, asados, rellenos, fritos …… son geniales. Esta época es la idónea para consumirlos porque además de ser su mejor momento el precio es bastante más asequible que en invierno.

Algo curioso que no se si sabrás es que los pimientos verdes son los pimientos rojos antes de madurar, ¿lo sabías? Aunque los verdes son más amargos y contienen menos vitamina C que los rojos. Los pimientos morrones tienen un delicioso sabor dulce y puedes incluirlos si estas haciendo alguna dieta porque contiene poquísimas calorías, 32kcal. por 100 gr. de esta verdura, todo esto se le añade a su larga lista de beneficios que aporta a nuestro organismo: ricos en fibras vegetales, ricos en hierro, en sustancias minerales.

Pimientos asados al horno

Como conservar los pimientos asados

Después de todo esto no cabe duda que hay que comer más pimiento rojo e incluirlo en nuestra dieta, a mí como más me gustan los pimientos son asados al horno y desde algún tiempo tengo mi particular manera de hacerlos, para nada he descubierto el mundo pero es que cada uno en la cocina tiene su estilo ¿verdad? y a mí el resultado de esta receta me encanta. Debes de saber que una vez que vas a asar pimientos te aconsejo que aproveches y no hagas poquitos, la luz está por las nubes así que el horno una vez se pone hay que sacarle rendimiento.

A continuación te daré algunos consejos sobre como conservar tus pimientos asados:

  1. Una vez asados nuestros pimientos puedes meter en botes cubiertos con aceite de oliva y parte del jugo del asado y conservarlos en el frigorífico, podrás disfrutar de ellos hasta casi un mes.
  2. Si has hecho bastante cantidad, te recomiendo que rellenes los botes, los cierres bien e introduzcas en una cazuela al baño maría durante 30 minutos. De este modo se esterilizan y se conservan al vacío, por lo que se mantendrán en buen estado durante un año. Debes guardarlos en un lugar fresco, seco y alejado de la luz, una vez abiertos, consérvalos en el frigorífico durante un máximo de 7 días.
  3. ¿Quieres tener siempre a mano? puedes congelarlos, sí, tan sencillo como una vez asados limpiamos de pepitas y de piel y metemos en bolsas aptas para congelación. Cuando queramos podemos sacarlos el día anterior para una mejor descongelación y aliñaremos a nuestro gusto.

Pimientos asados al horno

Si sois adictos a las conservas este tomate frito es perfecto para tenerlo siempre listo para acompañar cualquier plato de pasta o simplemente para acompañar con un huevo frito y este chutney de cebolla es un aderezo perfecto para nuestras carnes.

Ingredientes para los pimientos asados:

  • 5-6 pimientos rojos
  • 4 cebollas
  • 4-5 tomates
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Elaboración de la receta

  1. Precalentamos el horno a 200º
  2. Lavamos muy bien los pimientos, tomates y secamos con un trapo.
  3. Ponemos en la bandejas los pimientos, las cebollas cortada en mitades o cuartos y los tomates enteros.
  4. Con ayuda de un pincel o con las manos untamos de aceite los pimientos. Tambien podemos darle a las cebollas y tomates.
  5. Salamos. Tenemos que tener en cuenta que seguramente después habrá que añadir más sal porque los pimientos son muy dulces.
  6. Metemos en el horno y horneamos durante 50-60 minutos a 180º. El tiempo puede variar así que estaremos pendientes y una vez veamos que están bien dorados y con la piel arrugada, sacamos.
  7. En mitad del horneado (esto será más o menos a los 30 minutos) daremos la vuelta a los pimientos para que el horneado sea uniforme aunque si pones el horno con calor arriba y abajo este paso no es del todo obligatorio.
  8. Sacamos del horno una vez asados. Dejamos en la bandeja y tapamos con papel plata unos minutos para hacer que suden y nos sea más fácil quitar la piel de los pimientos.
  9. Limpiamos los pimientos de pepitas y de la piel los pimientos, hacemos lo mismo con los tomates. Troceamos y colocamos en una bandeja junto con la cebolla.
  10. Aliñamos con una generosa cantidad de aceite de oliva, el jugo del horneado y sal.
  11. Servimos y que no falte el pan en nuestra mesa.
Consejos:
  1. Debes elegir pimientos tersos y con piel firme. Algo que denotará su frescura será el tallo que estará bien verde.
  2. Puedes incluir pimientos verdes grandes y amarillos así darás un toque de color a tu ensalada.
  3. El jugo que sueltan los pimientos en el horneado resérvalo para luego añadirlo, este aportará un sabor especial. Además a la hora de conservarlos lo puedes incluir en los botes o congelarlo.
  4. Si haces barbacoa aprovecha las brasas para asar en ellas los pimientos, el sabor varía y son una delicia.
  5. Lo de quitar la piel a los pimientos es algo tedioso aunque si los tapas una vez sacados del horno bien con papal plata o film transparente conseguirás que esta se retira perfectamente.
5.0 from 2 reviews
Pimientos asados al horno
 
Tiempo de preparación
Tiempo de cocinado
Tiempo total
 
Autor:
Tipo de receta: Salada, ensalada
Ingredientes
  • 5-6 pimientos rojos
  • 4 cebollas
  • 4-5 tomates
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
Instrucciones
  1. Precalentamos el horno a 200º
  2. Lavamos los pimientos, los tomates secamos.
  3. Ponemos en la bandeja del horno los pimientos, cebolla partida por la mitad y los tomates.
  4. Untamos los pimientos con aceite y añadimos tambien a los tomates y cebolla. Salamos
  5. Horneamos durantes 50-60 minutos a 180º.
  6. En mitad del horneado podemos dar la vuelta a los pimientos.
  7. Sacamos una vez esten dorados y con la piel arrugada.
  8. Tapamos con papel plata para facilitar la tarea de quitar la piel a los pimientos y tomates.
  9. Limpiamos de pepitas y troceamos.
  10. Colocamos todo en nuestra bandeja, añadimos parte del jugo de la cocción, una cantidad generosa de aceite de oliva virgen extra y salamos a gusto.
  11. Servimos.
Notas
Para conservar, puedes meter en el frigorífico en botes o bowl cubiertos del jugo y de aceite de oliva, te aguantarán aproximadamente 1 mes.
Si haces cantidad puedes esterilizarlo y conservarlo en botes tendrás para todo el año.
Los pimientos puedes congelarlos en bolsas aptas para ello.

 Feliz semana y que disfrutes de tus vacaciones❤️

Quieres compartir ? Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Pin on PinterestPrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puntuación de la receta:  

Comentarios

  1. Gracia dice

    Me encanta el artículo, la receta y las fotos son preciosas!!!!! Mientras leía la receta se me ha hecho la boca agua ! Muchas gracias también por el truco de conservación al final! Un beso Raquel

  2. Virginia dice

    Esa primera foto es un autentico fotón¡¡¡¡ Que luz¡¡¡Me rechifla¡¡¡ Un besote preciosa y buen martes.

    Virginia “Sweet & Sour”

  3. Rosa dice

    Que ricos! Me encntan los pimientos en todas sus versiones, gracias por la receta y los truquitos, voy a aprovechar estos dias que tengo más tiempo, para hacer una buena tanda y conservarlos.
    Preciosas fotos, como siempre, me encanta la primera.
    Un saludo