Tarta de manzana

Tenía unas ganas inmensas de probar esta tarta de manzana casera. La manzana no es de mis frutas favoritas pero incorporada en repostería o postres sin duda me enamora, esta tarta nos ha conquistado, realmente enamora ese sabor y esa textura de su compota.

Receta de tarta de manzana casera

tarta-manzana

Las tartas de manzana son un clásico en la repostería, yo diría que casi mundial y aunque su origen es desconocido se cree que apareció espontáneamente en los países de Europa donde existía una tradición de tartas con relleno y donde se cultivaban manzanas. Algo sencillo y de esta manera se aprovechaba la fruta del pecado. La tarta de manzana es una tarta de fruta elaborada con una masa recubierta de manzana. Existen muchas variantes y la manzana puede ser troceada o en compota. Las manzanas pueden colocarse directamente encima de la masa o sobre una base de crema. Existen variantes en las que la masa envuelve toda la fruta, como en la apple pie tradicional anglosajona, o que se elaboran al revés colocando la masa sobre la fruta para darle luego la vuelta, como en la Tarte Tatin francesa, yo tengo esta variante de tarte tatin de cherrys te la recomiendo. Es una de las tartas de fruta más populares e internacionales.

tarta-manzana

– En Inglaterra: en el libro The Forme of Cury, cita una receta de tarta de manzana llamada tartys in applis. Según esa receta los ingredientes a colocar en la masa son manzanas, peras, higos y uvas pasas, el relleno se teñía con azafrán y se cubría la tarta con una oblea de masa. A partir del siglo XVI se extendió la receta a lo largo de las colonias inglesas y los colonos británicos, franceses y holandeses la llevaron al otro lado del Atlántico a países como Estados Unidos donde ya en el siglo XVII era ya un postre muy popular. De estas primeras recetas traídas por los colonos a la actual «American apple pie», símbolo nacional, poco se modificaron las variantes existentes a lo largo del territorio.

– En Francia: la receta de la tarta de manzana, llamada entonces torta, aparece en 1651 en el libro El cocinero francés, de François Pierre. Las manzanas se cocían previamente con mantequilla, se perfumaba con “agua de flores” y se espolvoreaba azúcar antes de hornear. La receta indicaba que se podía cubrir la tarta con tiras de masa.

– En Holanda: la tarta de manzana, appeltaart, es probablemente igual de antigua y aparece en un óleo de 1626. Tradicionalmente el relleno consta de manzanas y pasas perfumadas con zumo limón y canela y es recubierta con tiras de masa entrecruzadas.

– En Venezuela: el pastel de manzana es una especie de strudel de manzana individual que hornean todas las panaderías a diario a la hora del desayuno y la merienda. No llevan canela ni ninguna otra especie, solo manzanas, azúcar, grasa y como la pasta lleva azúcar, la parte superior generalmente sale del horno con un apetitoso color caramelo.

tarta-manzana

La receta que hoy te traigo está sacada del libro “El arte de la cocina francesa” de Julia Child, un libro fantástico que os recomiendo, aunque por ponerle un fallo le faltan las fotos pero bueno se compensa con las estupendas recetas que contiene, lo puedes encontrar en Claudia&Julia. Una receta clásica que como te comentaba nos ha enamorado por ese relleno y ese sabor tan increíble.

Además de la masa para la base, el relleno es algo fundamental en este tipo de tartas. Normalmente para este tipo de elaboraciones las variedades de manzanas más adecuadas son las ácidas, con la intención de que hagan contraste con los tonos dulces del azúcar. Las variedades más empleadas son Reineta, Golden y Granny Smith aunque cualquier variedad local sirve. Se suele utilizar manzanas frescas, y las manzanas envasadas o incluso deshidratadas suelen emplearse sólo cuando las frescas no están disponibles. Yo he usado manzanas Golden y he acertado de lleno.

tarta-manzana

Las tratas de frutas son mi perdición, no hay nada que me guste más que las tartas que mezclan masa y relleno. Adoro este Strawberry Pie, tartaletas de crema pastelera y arándanos y como no esta tarta de chocolate blanco con frambuesas.

Ingredientes para la tarta de manzana:

-Para la base:

  • 220gr. de harina
  • 60gr. de azúcar
  • 1/2 cucharadita de polvo de hornear
  • 7 cucharadas de mantequilla
  • 1 huevo batido
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla

-Para el relleno y cobertura:

  • 2kg. aproximadamente de manzanas Golden
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • 120gr. de mermelada de albaricoque o melocotón
  • 100gr. de ron
  • 150gr. de azúcar
  • 3 cucharadas de mantequilla
  • Miel

Elaboración de la receta:

  1. Comenzamos por elaborar la base, para ello ponemos la harina, azúcar, mantequilla y polvo de hornear en un bowl. Con la yema de los dedos mezclamos hasta integrar la grasa con los ingredientes secos hasta obtener unas escamas parecidos a los copos de avena.
  2. Añadimos el huevo batido, el extracto de vainilla y amasamos bien a mano o con ayuda de un procesador de alimentos. Formamos una bola, envolvemos en film transparente y metemos en el frigorífico al menos durante una hora para que adquiera consistencia.
  3. Pelamos, cuarteamos y descorazonamos tres o cuatro manzanas. Cortamos en cuñas de unos 3mm de grosor y las ponemos en un bowl con agua y el zumo de limón, para que no se oxiden. Reservamos, ya que con ellas vamos a hacer la corona de nuestra tarta.
  4. Vamos con el relleno, pelamos y troceamos el resto de las manzanas, las ponemos en un cazo a fuego medio junto a los demás ingredientes, el azúcar, el ron, la mermelada de albaricoque y la mantequilla. Lo dejamos todo durante unos 20 minutos hasta que se haya formado una compota espesa, removemos de vez en cuando.
  5. Precalentamos el horno a 180º.
  6. Sacamos la base del frigo, extendemos y ponemos sobre nuestro molde, desmoldable previamente engrasado.
  7. Extendemos la compota sobre la base.
  8. Coronamos con nuestras cuñas de manzana troceadas (escurridas y secadas) en forma de espiral o como te inspire a tí en ese momento.
  9. Hornear durante 30-40 minutos o hasta que las manzanas estén doradas.
  10. Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.
  11. Ponemos un poco de miel en un bowl con dos cucharaditas de agua caliente, para aligerarla. Pincelamos nuestra tarta con esta mezcla, le aporta brillo y un sabor delicioso. De igual manera podrías pincelar con mermelada de albaricoque.
  12. Desmoldamos y servimos. Puedes tomarla fría o templada, como más te guste.
Tarta de manzana
 
Tiempo de preparación
Tiempo de cocinado
Tiempo total
 
Autor:
Tipo de receta: Repostería
Ingredientes
  • -Para la base:
  • 220gr. de harina
  • 60gr. de azúcar
  • ½ cucharadita de polvo de hornear
  • 7 cucharadas de mantequilla
  • 1 huevo batido
  • ½ cucharadita de extracto de vainilla
  • -Para el relleno y cobertura:
  • 2kg. aproximadamente de manzanas Golden
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • 120gr. de mermelada de albaricoque o melocotón
  • 100gr. de ron
  • 150gr. de azúcar
  • 3 cucharadas de mantequilla
  • Miel
Instrucciones
  1. Comenzamos por elaborar la base, para ello ponemos la harina, azúcar, mantequilla y polvo de hornear en un bowl. Con la yema de los dedos mezclamos hasta integrar la grasa con los ingredientes secos hasta obtener unas escamas parecidos a los copos de avena.
  2. Añadimos el huevo batido, el extracto de vainilla y amasamos bien a mano o con ayuda de un procesador de alimentos. Formamos una bola, envolvemos en film transparente y metemos en el frigorífico al menos durante una hora para que adquiera consistencia.
  3. Pelamos, cuarteamos y descorazonamos tres o cuatro manzanas. Cortamos en cuñas de unos 3mm de grosor y las ponemos en un bowl con agua y el zumo de limón, para que no se oxiden. Reservamos, ya que con ellas vamos a hacer la corona de nuestra tarta.
  4. Vamos con el relleno, pelamos y troceamos el resto de las manzanas, las ponemos en un cazo a fuego medio junto a los demás ingredientes, el azúcar, el ron, la mermelada de albaricoque y la mantequilla. Lo dejamos todo durante unos 20 minutos hasta que se haya formado una compota espesa, removemos de vez en cuando.
  5. Precalentamos el horno a 180º.
  6. Sacamos la base del frigo, extendemos y ponemos sobre nuestro molde, desmoldable previamente engrasado.
  7. Extendemos la compota sobre la base.
  8. Coronamos con nuestras cuñas de manzana troceadas (escurridas y secadas) en forma de espiral o como te inspire a tí en ese momento.
  9. Hornear durante 30-40 minutos o hasta que las manzanas estén doradas.
  10. Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.
  11. Ponemos un poco de miel en un bowl con dos cucharaditas de agua caliente, para aligerarla. Pincelamos nuestra tarta con esta mezcla, le aporta brillo y un sabor delicioso. De igual manera podrías pincelar con mermelada de albaricoque.
  12. Desmoldamos y servimos. Puedes tomarla fría o templada, como más te guste.
 

El molde que he usado es de 22cm. de diámetro, me sobró un poquito de masa y aproveché para hacer 4 tartas individuales.

*Información sacada de la Wikipedia.

 

Quieres compartir ? Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Pin on PinterestPrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puntuación de la receta:  

Comentarios

  1. Marta Martinez Mendez dice

    Hola Raquel! Me ha encantado el post y todo lo que nos cuentas de las tartas de manzana. Las fotos una maravilla, como siempre!