Sopa de tomate

El calor parece que nos va dejando y nuestra mesa empieza a vestirse de otoño. En esta época los platos de cuchara son los triunfadores por ello hoy te traigo esta sopa de tomate que bien se merece un lugar privilegiado en nuestro recetario. Una sopa con un sabor potente y perfecta para entrar en calor.

Receta sopa de tomate

Sopa de tomate

La sopa es una elaboración culinaria consistente en un líquido con sustancia y sabor. En algunos casos posee ingredientes sólidos de pequeño tamaño sumergidos en su volumen. Una de sus características principales es que se come con cuchara. Si no tuviera ingredientes sólidos (vegetales o productos cárnicos) se considera un caldo alimenticio, base de todas las sopas, si se clarifica se considera un consomé. La sopa suele proceder de una preparación culinaria con evaporación, como es el cocido, o mediante retención de vapores: estofado. Tradicionalmente, se puede espesar añadiendo al final de la cocción pan o cereales como el arroz, fideos o pasta menuda. Se suele servir generalmente al inicio de cada comida.

La palabra sopa, al igual que soup en inglés, soupe en francés, zuppa en italiano,  procede del germánico occidental suppa que se refería a una rebanada de pan sobre la que se vertía un caldo. Fue posteriormente latinizado en suppa, en torno a los años 500 d. C., conservando su sentido original. A lo largo de la Edad Media pasó a definir a la vez los trozos de pan que se cortaban para remojar en un caldo, y el mismo caldo o líquido que se espesaba con pan. Podemos encontrar variantes en las sopas, dependiendo de su densidad:

  • Sopas claras o livianas: son las más líquidas, en las que el caldo determina el sabor. En esta categoría entran los consomés.
  • Sopas ligadas o cremas: en estas sopas, se trituran los ingredientes cocidos (generalmente verduras) en puré y se ligan con nata o con un roux. En las sopas llamadas veloutés, se parte de un roux que se diluye con un caldo o un fumet, y se puede añadir yema de huevo. Recetas como la crema de calabaza, crema de zanahoria.
  • Una tercera categoría podría englobar los cocidos, potajes (con legumbres) y un sinfín de sopas en las que los ingredientes se sirven en el caldo. Este potaje de garbanzos con espinacas es un clásico en esta época.

Y otra clasificación según la temperatura de la sopa:

  • Sopas frías: sin duda una de mis preferidas el gazpacho
  • Sopas calientes como la receta que te traigo hoy.

Sopa de tomate

El tomate es un ingrediente que nunca falta en la nevera de casa, es un alimento rico y muy versátil en la cocina. Es un alimento con muy pocas calorías, la mayor parte de su peso es agua y el segundo constituyente en importancia son los hidratos de carbono. Contiene azúcares simples que le confieren un ligero sabor dulce y algunos ácidos orgánicos que le otorgan el sabor ácido característico. El tomate es una fuente importante de ciertos minerales, como el potasio y el magnesio. De su contenido en vitaminas destacan la B1, B2, B5 y la C. Presenta también carotenoides como el licopeno (pigmento que da el color rojo característico al tomate). La vitamina C y el licopeno son antioxidantes con una función protectora del organismo humano. Durante los meses de verano, el tomate es una de las fuentes principales de vitamina C.

Sopa de tomate

Hay una variedad importante de tomates dependiendo de la zona de cultivo, de la tierra, de la temperatura….Entre las más conocidas encontramos: cherry, pera, raf, corazón de buey, rama, rosa. Lógicamente cada uno de ellos tienen un uso diferente dependiendo de lo que vayamos a elaborar. En mi tierra, Córdoba tiene una especial importancia este alimento ya que con él se elabora uno de los platos más típico, conocido mundialmente el Salmorejo Cordobés. ¿Quién no lo conoce? Es una crema fría elaborada con el tomate bien maduro y nuestro pan de telera como base. Si aún no lo has probado te aconsejo que lo pruebes porque esta receta no falla.

Al igual que en el salmorejo la base de esta deliciosa sopa es el tomate, una elaboración deliciosa en la que este ingrediente es el principal protagonista. Para su elaboración he utilizado una bandeja de horno clásica, el cazo Poêlon de Le Creuset y para servirla estos estilosos bowls de bambú con lacado exterior en cobre, los puedes encontrar en Claudia&Julia.

Sopa de tomate

Ingredientes de la sopa de tomate:

  • 1 1/5 kg de tomates variados
  • 2 cebollas
  • 3 zanahorias
  • 4 dientes de ajo
  • Albahaca fresca
  • 300ml de caldo casero
  • Una cucharada de azúcar
  • Pan
  • Parmesano
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra

Elaboración de la receta:

  1. Precalentamos el horno a 200º.
  2. Lavamos los tomates, cortamos en cuartos o en rodajas y las disponemos en nuestra bandeja de horneado, junto con la cebolla cortada tambien en rodajas, los ajos enteros con piel, las hojas de albahaca y la zanahoria troceada.
  3. Salpimentamos y añadimos un buen chorreón de aceite de oliva.
  4. Horneamos durante unos 45 minutos a 180º. Esperamos hasta que esté bien dorado y tierno. Si hemos incorporado tomates cherry, los dejamos enteros.
  5. Sacamos una vez esté listo, quitamos la piel de los ajos y trituramos todo (no te olvides de añadir el juguito) con ayuda de un procesador de alimentos. Si queremos una textura más fina pasaremos por el chino para eliminar restos de piel y tamizarlo todo bien.
  6. Pasamos a nuestro cazo, añadimos el caldo, la cucharada de azúcar, rectificamos de sal si hiciera falta y dejamos hervir durante unos 10-15 minutos.
  7. Mientras acabamos con la sopa, cortamos unas rebanadas finitas de pan, metemos en el horno junto con parmesano rallado por encima. Dejamos dorar, con cuidado que no se queme para que no amargue. Sacamos y reservamos.
  8. Servimos nuestra sopa en los bowls, decoramos con las rebanadas de pan, unas hojitas de albahaca y queso parmesano rallado.

Sugerencias:

  • Si te gusta la sopa espesa ve incorporando poco a poco el caldo hasta conseguir la textura deseada. Al igual que si la quieres más ligera añade algo más de caldo caldo.
  • El azúcar se la he añadido para matar un poco la acidez de los tomates, esto variará dependiendo de los tomates que uses. Si no fuera necesario puedes prescindir de ella.
  • En vez de albahaca puedes usar la aromática que más te guste tomillo, romero. A mí me encanta la albahaca con el tomate, le da un punto de frescor estupendo.
4.6 from 5 reviews
Sopa de tomate
 
Tiempo de preparación
Tiempo de cocinado
Tiempo total
 
Autor:
Tipo de cocina: Sopas
Ingredientes
  • 1⅕ kg de tomates variados
  • 2 cebollas
  • 3 zanahorias
  • 4 dientes de ajo
  • Albahaca fresca
  • 300ml de caldo casero
  • Una cucharada de azúcar
  • Pan
  • Parmesano
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra
Instrucciones
  1. Precalentamos el horno a 200º.
  2. Lavamos los tomates, cortamos en cuartos o en rodajas y las disponemos en nuestra bandeja de horneado, junto con la cebolla cortada tambien en rodajas, los ajos enteros con piel, las hojas de albahaca y la zanahoria troceada.
  3. Salpimentamos y añadimos un buen chorreón de aceite de oliva.
  4. Horneamos durante unos 45 minutos a 180º. Esperamos hasta que esté bien dorado y tierno. Si hemos incorporado tomates cherry, los dejamos enteros.
  5. Sacamos una vez esté listo, quitamos la piel de los ajos y trituramos todo (no te olvides de añadir el juguito) con ayuda de un procesador de alimentos. Si queremos una textura más fina pasaremos por el chino para eliminar restos de piel y tamizarlo todo bien.
  6. Pasamos a nuestro cazo, añadimos el caldo, la cucharada de azúcar, rectificamos de sal si hiciera falta y dejamos hervir durante unos 10-15 minutos.
  7. Mientras acabamos con la sopa, cortamos unas rebanadas finitas de pan, metemos en el horno junto con parmesano rallado por encima. Dejamos dorar, con cuidado que no se queme para que no amargue. Sacamos y reservamos.
  8. Servimos nuestra sopa en los bowls, decoramos con las rebanadas de pan, unas hojitas de albahaca y queso parmesano rallado.
Notas
- Si te gusta la sopa espesa ve incorporando poco a poco el caldo hasta conseguir la textura deseada. Al igual que si la quieres más ligera añade algo más de caldo caldo.
- El azúcar se la he añadido para matar un poco la acidez de los tomates, esto variará dependiendo de los tomates que uses. Si no fuera necesario puedes prescindir de ella.
- En vez de albahaca puedes usar la aromática que más te guste tomillo, romero. A mí me encanta la albahaca con el tomate, le da un punto de frescor estupendo.

Quieres compartir ? Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Pin on PinterestPrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puntuación de la receta:  

Comentarios

  1. marga per anar fent gana dice

    me encanta la sopa de tomate me ha gustado mucho esta versión que decirte de la fotografia que no sepas . escelente toda una inspiracion
    un beso raquel y un abrazo desde la isla de menorca

  2. Erica dice

    Tiene un color y una pinta estupenda. Además con estas fotos que sacas no puedo más que animarme a hacer la sopa de tomate calentita que tan bien viene en esta época. Yo no soy mucho de verdura y debo de ser de las pocas a las que no le gusta el gazpacho ni el salmorejo. Si ya lo sé, estarás pensando, que chica más rara, en fin que de todas formas yo me animo a probar cosas nuevas e ir educando mi gusto, que creo que se puede hacer con paciencia y una mente abierta. Pero te diré que ese ánimo por probar e intentar entre otras cosas es debido a las preciosas fotografías culinarias que veo en tu blog (es que como más por los ojos que por la boca,jejejeje)
    Felicidades!

    • dice

      Jajaja bueno no eres la primera que conozco que no le gusta el salmorejo o el gazpacho. Mira cuando viene alguien de fuera lo primero que hago es invitarlos a probar nuestro salmorejo, es como ese primer paso obligatorio y en una ocasión alguien me dijo que no entendía como nos podía gustar esa masa fría tan ácida y con tan poca gracia. No podía parar de reirme, de verdad, me alegré por la sinceridad de la otra persona y le ofrecí un plato de nuestro delicioso jamón de los Pedroches, tenemos para todos los gustos.
      Sobre gustos no hay nada escrito y nuestro paladar es el que decide así que sin problema, esta sopa no se parece nada a los platos mencionados al estar asada la verdura le transfiere un sabor muy diferente, es una ricura.
      Muchas gracias por tus palabras, me ha encantado leerte, saludos.

  3. Vicente Senabre dice

    Tengo que decirte que me ha sorprendido tu receta ,voy a realizarla para el blog,vamos si me lo permites. Quiero añadirle Agua de Mar pq pienso q tendrá un resultado fantástico.

    Gracias

    Ah y pedazo de foto pa quitarse el sombrero !!

    • dice

      Claro que sí no hay problema, estaré encantada que compartas la receta y le añadas ese toque tuyo que me parece súper original. Ya me contarás como queda y muchas gracias por visitarme.

  4. Milhojas de Recetas dice

    Qué pinta! Y qué fotos!
    Nosotros la hacemos muy parecida pero en lugar de zanahorias le ponemos calabacín (tenemos la receta en el blog).
    Probaremos la tuya también, que tiene que estar deliciosa!!

    • dice

      Muchas gracias y seguro que deliciosa la vuestra tambien, este tipo de sopas acepta muchos ingredientes eso es lo bueno que le podemos dar nuestro toque personal. Muchas gracias y feliz sábado!!!!